Decreto inmigración de Obama busca sacar a indocumentados de las sombras en EEUU

jueves 20 de noviembre de 2014 17:15 CST
 

WASHINGTON, 20 nov (Reuters) - El decreto sobre inmigración que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará el jueves trasladará el enfoque de las autoridades a deportaciones de personas indocumentadas consideradas como riesgosas para la seguridad interna y pública, pero protegerá a las familias, dijo la Casa Blanca.

El plan, cuyos detalles fueron anticipados por funcionarios de la casa Blanca antes del discurso de Obama programado para las 20.00 hora local del jueves (0100 GMT del viernes), pondrá énfasis en la necesidad de deportar a sospechosos de terrorismo, delitos violentos y miembros de pandillas.

Los recursos para aplicar la ley serán trasladados desde el interior de Estados Unidos hasta la frontera con México.

Las personas que cruzaron la frontera estadounidense este año no calificarán para una suspensión de órdenes de deportación. El decreto de Obama para proteger de deportación a los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses se aplicará a inmigrantes que han estado en el país por al menos cinco años, dijo la Casa Blanca.

Las personas tendrán la oportunidad de pedir una suspensión temporal de deportación y obtener un permiso para trabajar por tres años por una vez si salen de la clandestinidad y se registran, entregan datos biométricos, aprueban revisiones de antecedentes y pagan los costos del proceso, agregó el Gobierno.

Obama cree que su plan de inmigración podrá superar las barreras legales con las que han amenazado los republicanos, en base a acciones presidenciales similares tomadas en el pasado por el mandatario Dwight Eisenhower en la década de 1950, agregaron funcionarios de la administración. (Reporte de Steve Holland. Editado en español por Marion Giraldo)