México dice captura a líder de grupo criminal involucrado en desaparición de estudiantes

viernes 17 de octubre de 2014 20:27 CDT
 

MÉXICO DF, 17 oct (Reuters) - La fiscalía de México dijo el viernes que fuerzas federales capturaron al líder de un grupo criminal sospechoso de haber conspirado con agentes de seguridad en la desaparición de 43 estudiantes en el empobrecido y violento estado de Guerrero, al sur del país.

Los estudiantes desaparecieron el 26 de septiembre cerca del municipio de Iguala, Guerrero, tras un enfrentamiento con policías municipales que abrieron fuego y mataron a dos de los jóvenes en el sitio.

Autoridades han determinado que posteriormente los estudiantes fueron llevados por los policías y entregados a miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, que se presume los habrían masacrado.

El jefe de investigación criminal de la Procuraduría General de la República (fiscalía federal), Tomás Zerón, confirmó la detención de Sidronio Casarrubias Salgado, a quien señaló como "líder máximo" de Guerreros Unidos, junto a uno de sus más cercanos colaboradores, quienes se encuentran declarando para las autoridades.

"Siento que la detención que hoy tenemos es el principio de una nueva ruta de investigación que nos puede acercar mucho más pronto y más fácilmente a la verdad", dijo el procurador general (fiscal) Jesús Murillo en una conferencia de prensa.

Guerreros Unidos es uno de varios grupos violentos surgidos del otrora poderoso cártel de los Beltrán Leyva, que comenzó a debilitarse después de la muerte y captura de sus principales líderes entre 2009 y 2010.

Desde entonces la banda mantiene aterrorizada a la población de la zona mediante el cobro de cuotas y derecho de piso a los negocios locales, secuestros, así como el tráfico de drogas.

La desaparición de los estudiantes de magisterio ha conmocionado a la sociedad mexicana. En la mañana del viernes, miles de estudiantes y maestros tomaron las calles del popular centro turístico de Acapulco para reclamar que se esclarezca el caso. (Reporte de Jean Luis Arce; Editado por Ricardo Figueroa)