Estudiantes marchan en Acapulco, México, exigiendo aclarar caso estudiantes desaparecidos

viernes 17 de octubre de 2014 13:16 CDT
 

Por Lizbeth Diaz

ACAPULCO, México, 17 oct (Reuters) - Miles de estudiantes y maestros tomaron el viernes las calles del centro turístico de Acapulco para exigir que aparezcan con vida 43 alumnos de magisterio desaparecidos hace tres semanas, según las autoridades por una conspiración entre policías municipales y sicarios del crimen organizado.

Los manifestantes marcharon hasta el corazón de la zona turística, donde comerciantes cerraban sus puertas por temor a actos vandálicos. Miles de turistas cancelaron sus visitas al puerto, muy frecuentado en fines de semana por pobladores de la Ciudad de México.

"¡Solidaridad con Ayotzinapa!" rezaba uno de los carteles que portaban los manifestantes refiriéndose al nombre de la escuela de magisterio de los estudiantes desaparecidos, mientras gritaban consignas en contra del gobierno local y federal.

Muchos exigían la renuncia de Ángel Aguirre, el gobernador del estado de Guerrero donde se ubica Acapulco y la ciudad de Iguala, donde desaparecieron los estudiantes el 26 de septiembre tras un enfrentamiento con policías.

"Aguirre Rivero, te quedó grande Guerrero", gritaban los manifestantes entre los cuales había campesinos e integrantes de otras organizaciones sociales. Versiones de prensa indicaron el viernes que el gobernador podría renunciar pronto.

Joaquín Badillo, líder empresarial de Guerrero, dijo que entre 60 y 70 por ciento de la ocupación en los hoteles para el fin de semana había sido cancelado.

La fiscalía federal ha dicho que policías municipales de Iguala y de Colula, un municipio vecino, secuestraron y entregaron a los jóvenes a un grupo de la delincuencia organizada llamado Guerreros Unidos, que siembra el terror en el lugar y con quien el prófugo alcalde de Iguala estaría involucrado.

El caso ha sacudido al Gobierno de Enrique Peña Nieto, hasta hace poco muy elogiado internacionalmente por haber sacado adelante reformas económicas largamente postergadas y que hasta algunas semanas aseguraba que la violencia de los cárteles del narcotráfico estaba disminuyendo en México.

Casi 30,000 personas han sido asesinadas durante los 20 primeros meses de la gestión de Peña. Son más víctimas que durante el período comparativo de Calderón, quien lanzó una guerra frontal con militares contra el narcotráfico pero acabó sumando más de 70,000 muertos durante su mandato. (Escrito por Anahí Rama)