Niños cubanos se preparan para el circo y un futuro mejor pago

viernes 10 de octubre de 2014 09:53 CDT
 

Por Daniel Trotta

LA HABANA, 10 oct (Reuters) - En un cine abandonado de un barrio obrero de La Habana, unos 70 niños cubanos, mayores de 9 años, persiguen su sueño de unirse al circo.

Los aspirantes a convertirse en acróbatas escalan una cuerda mientras jóvenes malabaristas lanzan objetos de un lado a otro. Algunos realizan saltos gimnásticos en la cama elástica o en las barras paralelas. Nadie parece tener en mente las condiciones ruinosas del lugar mientras el clima sea favorable.

Varias láminas de acero han desaparecido por la fuerza del viento en el techo que está al descubierto en algunas partes.

"Desde chiquita (pequeña) siempre decía, yo quiero ser del circo", dijo Daniela Rodríguez, de 12 años, a quien le gusta el entrenamiento en condiciones de altura.

"Al principio me daba un poco de miedo, pero ya no", agregó.

El circo es una lucrativa carrera y una rara oportunidad para que los cubanos puedan ganar dinero en la isla comunista.

Artistas circenses cubanos que trabajan en el extranjero ganan un mínimo de 800 euros (unos 1.015 dólares) al mes, y por lo general obtienen mucho más que eso, una fortuna en comparación con los magros salarios al regreso a casa.

Odelmi Hernández, de 42 años, y quien trabajó como payaso de circo por un tiempo breve, guía a los estudiantes durante las tres horas diarias de entrenamiento en la escuela de La Habana, a donde asisten niños que a veces necesitan viajar dos horas para llegar.   Continuación...