Masacre de estudiantes desnuda fallida estrategia de seguridad en México

jueves 9 de octubre de 2014 16:27 CDT
 

Por Anahí Rama y Ana Isabel Martínez

MÉXICO DF, 9 oct (Reuters) - Durante sus casi dos años de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto le bajó el tono al tema de la rampante violencia en México, pero una masacre de decenas de estudiantes y asesinatos de políticos dejaron al desnudo en los últimos días las fallas de un sistema de seguridad infiltrado por el crimen organizado.

El mandatario, que llevó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de regreso al poder, se enfocó en lograr reformas económicas clave para apuntalar la economía, pero el fuerte resurgimiento de la violencia ahora está empañando sus logros políticos y sus planes de seducir a grandes inversores.

La falta de una mayor prioridad al tema de los derechos humanos y al combate contra la impunidad y corrupción -problemas heredados de su antecesor Felipe Calderón-, le está cobrando la factura y han sido caldo de cultivo para actos de barbarie como el reciente ataque contra los estudiantes, aseguran activistas.

"Todo esto es (...) lo que ha generado las condiciones para que estos hechos, por atroces que sean, se cometan hoy en día en México sin que nadie rinda cuentas", dijo el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

Y la situación podría persistir ante las falencias o ausencia de un sistema de seguridad integral y nacional más allá del combate reactivo a focos de violencia, aseguran algunos.

"El problema no se va a resolver de la noche a la mañana, no vemos que haya un cambio importante de estrategia por parte del presidente Peña Nieto. Tratan de controlar la situación a nivel local pero yo creo que la cosa va a seguir en los mismos términos", dijo el analista político José Antonio Crespo.

EL GOBIERNO DEL NARCO   Continuación...