Policías serían responsables de desaparición de decenas de jóvenes en sur de México: gobernador

martes 30 de septiembre de 2014 16:45 CDT
 

MEXICO DF, 30 sep (Reuters) - El gobernador de Guerrero dijo el martes que policías municipales en complicidad con grupos del narcotráfico serían responsables de la desaparición de más de 40 estudiantes en un municipio del atribulado estado mexicano, uno de los más violentos del país.

Los autoridades reportaron el lunes la desaparición de 57 jóvenes tras un enfrentamiento el viernes entre estudiantes de magisterio de la localidad de Iguala, que se apoderaron de autobuses en una protesta, y policías del municipio, quienes les dispararon y mataron a dos de ellos.

A raíz del incidente muchos de los estudiantes corrieron a sus casas o buscaron refugio en diferentes lugares pero otros fueron llevados por policías en sus patrullas, según fotografías que son parte de la investigación, dijo el gobernador del estado, Ángel Aguirre.

De los jóvenes de los que no se tenía noticia hasta el lunes, 13 reaparecieron y 44 se encuentran desaparecidos, dijo Aguirre a Radio Fórmula.

"Lamentablemente la mayoría de los policías municipales de Iguala advertíamos que tenían vínculos con la delincuencia organizada. Uno de los grandes problemas de Guerrero es que la mayor parte de las policías se encuentran muy contaminadas por parte de grupos delictivos", señaló el gobernador.

Agregó que el ataque a los estudiantes, así como otro el mismo día en el que un autobús con adolescentes de un equipo de fútbol fue abordado por un comando armado, forma parte de pugnas entre dos grupos de delincuentes que operan en el estado: los Rojos y Guerreros Unidos.

Durante el fin de semana murieron seis personas en Iguala, dos en el enfrentamiento entre policías y estudiantes, dos del equipo de fútbol y dos más, todas en incidentes relacionados con los choques entre estos dos grupos.

Aguirre dijo que Iguala fue intervenido el fin de semana por el llamado Grupo de Coordinación Guerrero integrado por militares, marinos, policías federales y estatales que tomaron a su cargo la seguridad y desarmaron a los 300 policías municipales.

Además, 22 de ellos están bajo arresto acusados de homicidio de los estudiantes y fueron trasladados a Acapulco, dijo.   Continuación...