Investigan desaparición de 57 estudiantes en violento estado al sur de México

lunes 29 de septiembre de 2014 17:44 CDT
 

MEXICO DF, 29 sep (Reuters) - Autoridades de México investigan la desaparición de 57 estudiantes de magisterio que protagonizaron una gresca con policías el fin de semana en el estado de Guerrero, uno de los más violentos del país, en un enfrentamiento que dejó a dos jóvenes muertos y varios heridos por disparos.

Los desaparecidos eran parte de un grupo de estudiantes que hizo el viernes una protesta en una carretera de la localidad de Iguala y que secuestró tres autobuses. Cuando estaban partiendo, fueron atacados a balazos por la policía, dijo el fiscal del estado del sur mexicano.

Uno de los autobuses logró escapar y otros estudiantes corrieron hacia los cerros cercanos. Unos 40 estudiantes del grupo fueron hallados con vida por familiares y autoridades.

"Se ignora el paradero de 57 estudiantes de la escuela normal (de magisterio) rural Raúl Isidro Burgos", dijo en conferencia de prensa el procurador (fiscal), Iñaki Blanco.

A casi tres día del episodio, todavía no hay rastros de ellos, sostuvo Bardomiano Martínez, subdirector académico de la escuela a la que pertenecían los estudiantes, a una radio local.

Blanco confirmó que 22 agentes de la policía municipal de Iguala, que habrían participado en el ataque contra los estudiantes, están detenidos.

Durante ese fin de semana, Iguala fue escenario de varios hechos violentos. Otras seis personas murieron en ataques de grupos armados en carreteras, entre ellos dos futbolistas de tercera división.

Guerrero tiene la mayor tasa de homicidios de México, con 63 asesinatos por cada 100,000 habitantes. En los últimos años, pueblos enteros del estado han sido desplazados por criminales que extorsionan, secuestran, matan y trafican con drogas.

Tanto el Gobierno del presidente Enrique Peña, como el de su antecesor Felipe Calderón desplegaron operativos militares y con policías federales para contener la violencia en la zona, pero los resultados han sido escasos.

Cerca de 100,000 personas han sido asesinadas desde finales del 2006, cuando el Gobierno lanzó una ofensiva contra los cárteles del narcotráfico. (Reporte de Lizbeth Díaz y Noe Torres, editado por Anahí Rama.)