29 de julio de 2014 / 18:49 / hace 3 años

Madre de adolescente mexicano asesinado demanda a agentes fronterizos EEUU

3 MIN. DE LECTURA

Por David Schwartz

PHOENIX, Estados Unidos, 29 jul (Reuters) - Los abogados de la madre de un adolescente mexicano asesinado a tiros por la policía fronteriza estadounidense presentó el martes una demanda federal por derechos civiles, calificando el homicidio de "descarado e ilegal" y el último ejemplo del uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de la ley.

La demanda dice que agentes no individualizados de la Patrulla Fronteriza estadounidense violaron los derechos constitucionales de José Antonio Elena Rodríguez, quien tenía 16 años cuando murió en un tiroteo a través de la frontera desde Arizona hacia Nogales (México) en octubre de 2012.

Una autopsia realizada por autoridades mexicanas determinó que el adolescente recibió siete disparos por la espalda.

"Quiero saber quién asesinó a mi hijo y por qué", dijo Araceli Rodríguez, la madre del joven asesinado, en un comunicado difundido por su abogado. "Quiero saber por qué no han sido llevados a la justicia. ¿No es para eso que existen las leyes", agregó.

La demanda presentada en la corte estadounidense del distrito de Tucson por la American Civil Liberties Union (ACLU) y otros busca una indemnización no especificada contra un número no determinado de agentes. También busca un juicio por jurado.

Un portavoz de la Patrulla Fronteriza dijo que esa fuerza no hace comentarios sobre litigios pendientes.

La Patrulla Fronteriza ha dicho que agentes respondieron a reportes de tráfico de drogas el 10 de octubre de 2012 cuando abrieron fuego contra un grupo que comenzó a lanzarles piedras desde el otro lado de la frontera en territorio mexicano.

El incidente fue condenado por el Gobierno de México.

Reportes de prensa mostraron el cuerpo aparentemente sin vida de Elena Rodríguez boca abajo en una acera a pocos metros de la valla fronteriza que marca el límite entre México y Estados Unidos.

La demanda indica que el joven estaba "caminando pacíficamente solo por la calle" cuando fue asesinado.

"No estaba cometiendo un crimen ni estaba arrojando piedras, usando un arma o amenazando de ninguna manera a los agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense o a alguien más", agregó.

El texto agrega que éste fue el último de una serie de "tiroteos mortales y abusos físicos injustificados a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en los últimos años". (Reporte de David Schwartz; editado en español por Lucila Sigal)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below