Demócratas de Senado EEUU recortan 1.000 mln dlrs a fondo de seguridad fronteriza pedido por Obama

martes 22 de julio de 2014 19:25 CDT
 

Por Susan Cornwell

WASHINGTON, 22 jul (Reuters) - Los demócratas del Senado de Estados Unidos propusieron el martes recortar 1.000 millones de dólares del fondo de emergencia de 3.700 millones de dólares solicitado por el presidente Barack Obama para abordar el ingreso de 57.000 niños centroamericanos indocumentados por la frontera sur.

Obama pidió a legisladores el 8 de julio que aprobaran el fondo de 3.700 millones de dólares para mejorar la seguridad fronteriza y acelerar los procedimientos de deportación. En un almuerzo realizado el martes, los demócratas del Senado discutieron cuál debería ser su respuesta.

"En base a una revisión de lo que es necesario (...) para responder a las necesidades en la frontera, el proyecto reduce el pedido del presidente en 1.000 millones de dólares", dijo la presidenta de la Comisión de Asignaciones del Senado, Barbara Mikulski.

Además del financiamiento fronterizo, el proyecto de los demócratas del Senado también incluye 615 millones de dólares para combatir incendios forestales y 225 millones de dólares para ayudar a Israel a acelerar las obras para un sistema de defensa antimisiles.

No quedó claro si las provisiones ayudarán a obtener votos republicanos para la medida.

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, dijo a periodistas que esperaba que el Congreso actuara sobre el financiamiento de emergencia antes de comenzar su receso de agosto en unos 10 días. "Estas agencias se van a quedar sin dinero a mediados de agosto", señaló.

Muchos republicanos de ambas cámaras del Congreso dicen que es poco probable que aprueben el financiamiento de emergencia sin que se apliquen cambios a una legislación contra la trata de personas del 2008. Pretenden que autoridades federales puedan deportar con facilidad a niños que ingresan a Estados Unidos ilegalmente provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Sin embargo, varios congresistas demócratas se oponen a esa idea, alegando que no quieren acelerar deportaciones de niños que escapan de la violencia que afecta a sus países. Muchos de esos niños tratan de reunirse con parientes que viven en Estados Unidos.

Al respecto, Mikulski dijo que el proyecto del Senado no incluiría ningún cambio a la legislación contra la trata. (Reporte de Susan Cornwell. Traducido por Damián Pérez, editado por Javier Leira)