A FONDO-Ola de niños inmigrantes amenaza inundar cortes de EEUU

martes 22 de julio de 2014 16:24 CDT
 

Por Richard Cowan

WASHINGTON, 22 jul (Reuters) - Un aluvión de niños centroamericanos que intentan ingresar a Estados Unidos amenaza con superar la capacidad de las ya repletas cortes de inmigración, y las medidas del presidente Barack Obama para aliviar la crisis podrían empeorar las cosas para algunos, según funcionarios estadounidenses y abogados de inmigración.

"Estamos llegando a un punto de implosión, si no lo alcanzamos ya", dijo la jueza Dana Leigh Marks de San Francisco, que maneja casos de inmigración desde 1987 y es presidenta de la Asociación Nacional de Magistrados de Inmigración.

El problema, según jueces, abogados y grupos de inmigración, es la cantidad de casos que llegan a las cortes, debido en parte a un fortalecimiento de las agencias de la ley en la frontera sur occidental de Estados Unidos con México.

Las cortes de inmigración tienen un atraso de 375.373 casos, casi 50.000 más de lo que enfrentaban dos años atrás, según cifras del Departamento de Justicia.

Marks, una de los 243 jueces que presiden 59 cortes de inmigración en Estados Unidos, está agendando audiencias hasta para el 2018. Ahora toma típicamente tres a cinco años para que un caso salga del sistema, dijeron jueces y abogados.

Un miércoles reciente en una repleta corte de inmigración en Arlington, Virginia, un juez agendaba audiencias de asilo para menores para febrero del 2017.

Algunos de los niños que se presentan en la corte sufren de enfermedades debilitantes o están marcados por traumas experimentados durante su viaje hacia el norte, desde violaciones y otras heridas hasta hambre y trabajos forzados por los traficantes de personas.

"Es como manejar casos de pena de muerte en una corte de tránsito", dijo Marks, refiriéndose al alto número de casos y con frecuencia importantes decisiones que los jueces deben tomar sobre si deportar a niños a sus países de origen, con frecuencia azotados por el crimen y la violencia.   Continuación...