Senado mexicano aprueba parte medular de leyes secundarias energéticas

sábado 19 de julio de 2014 10:21 CDT
 

MEXICO DF, 19 jul (Reuters) - El Senado de México dio el sábado su aval final a la parte más importante de las reglas para poner en marcha una reforma que busca incrementar la producción de gas y petróleo y abrir el sector energético a la inversión privada.

El proyecto, avalado por 91 votos a favor y 26 en contra, contiene la Ley de Hidrocarburos. Esa norma establece los tipos de contratos que podrá suscribir México con el sector privado, normas para licitaciones, las reglas para los yacimientos transfronterizos y los roles del regulador y otras dependencias.

En una sesión que se prolongó hasta la madrugada del sábado, los legisladores avalaron cambios a más de 10 artículos en el proyecto original, dijo el Senado en una nota de prensa.

Ahora la iniciativa, que incluye reformas a la Ley Minera, la Ley de Inversión Extranjera y la de Asociaciones Público Privadas, será debatida por la Cámara de Diputados.

Los senadores planeaban discutir el sábado el primero de otros tres dictámenes que completan el paquete de leyes secundarias, la letra chica para instrumentar la reforma.

Esos dictámenes incluyen nuevas reglas de operación para las estatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y para los órganos reguladores.

La reforma energética fue aprobada en diciembre y acabará con un monopolio estatal sobre la industria petrolera de más de 70 años, en momentos en que la producción de crudo de México se encuentra en franco declive y la industria necesita millonarias inversiones para hacerla repuntar.

Paralelamente, la Cámara de Diputados estudia otro paquete de normas reglamentarias de la reforma energética, que aún tiene que votar y enviar al Senado para que haga lo propio.

De acuerdo con el Gobierno, la reforma energética también permitirá bajar las tarifas de la electricidad para los hogares y las industrias y promoverá el uso de energías limpias.

Algunos analistas aseguran que los efectos de la reforma no se verán sino hasta dentro de unos años, cuando terminen de concretarse los cambios en la estructura del sector. (Reporte de Noé Torres, editado por Tomás Sarmiento y Pablo Garibian)