Violaciones, hambre y niños sin nombre en sórdido caso de hogar infantil de México

jueves 17 de julio de 2014 17:25 CDT
 

Por Lizbeth Díaz

ZAMORA, México, 17 jul (Reuters) - Un albergue infantil dirigido por una célebre anciana en Zamora, una ciudad del occidente de México, se reveló esta semana como una historia de horror donde decenas de niños y jóvenes narraron historias de años de abusos sexuales, golpizas y hambre.

Autoridades federales llegaron el martes al hogar "La Gran Familia" buscando a cinco niños cuyos padres reclamaban su retorno, para encontrarse con el terrible panorama de cerca de 500 menores de edad viviendo en condiciones inhumanas, muchos de ellos sin saber siquiera cómo se llaman o qué edad tienen.

El lugar, al que el jueves tuvo acceso un grupo de reporteros, entre ellos de Reuters, olía a orina y heces, a pesar de que las autoridades sacaron el día previo más de 20 toneladas de basura y habían fumigado luego de encontrarse con cucarachas, chinches y ratas.

"A mí una vez me pegaron hasta que ya no respiraba. Me dejaron en el piso y cuando me desperté, estaba encerrado en el 'pinocho'", dijo a Reuters un chico de 11 años, refiriéndose a un pequeño baño que era utilizado como lugar de castigo.

Un funcionario de la fiscalía dijo que ahí encerraban a los niños por largo tiempo, sin comida ni agua.

El niño, que vestía un pantalón corto gris y unos viejos zapatos color café, no conocía su nombre. Los otros le llaman "Payasito".

Una joven dijo que fue retenida en el albergue a pesar de haber cumplido los 18 años, que fue violada por uno de los administradores del albergue y quedó embarazada. El hombre luego la golpeó para provocarle un aborto.

Rosa del Carmen Verduzco, una mujer de 79 años que fundó la casa hogar hace más de 50 años, quedó detenida el martes junto con otras ocho personas, aunque luego de su declaración debió ser hospitalizada por una crisis nerviosa.   Continuación...