EEUU dice que deportación de mujeres y niños hondureños fue un mensaje

martes 15 de julio de 2014 15:15 CDT
 

Por Steve Holland y Gabriel Stargardter

WASHINGTON/TEGUCIGALPA, 15 jul (Reuters) - La Casa Blanca dijo el martes que la deportación de un grupo de mujeres y niños hondureños en la víspera debe ser vista en Centroamérica como un mensaje claro de que el presidente de Estados Unidos habla en serio cuando dice que los inmigrantes ilegales serán devueltos a sus países.

El vuelo desde Nuevo México a San Pedro Sula en Honduras, la ciudad con la mayor tasa de homicidios del mundo, llevó de vuelta a 17 mujeres hondureñas, 12 niñas y nueve niños, entre los 18 meses y los 15 años.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que el regreso de los hondureños tiene que ser una señal clara para quienes estén pensando en cruzar la frontera de que "tienen derecho a un debido proceso, pero no serán recibidos en el país con los brazos abiertos".

El vuelo de los hondureños fue el ejemplo más visible de los esfuerzos de Obama para atajar una crisis fronteriza que está superando las capacidades de las instituciones migratorias y generando protestas en muchas ciudades por el albergue de los inmigrantes ilegales.

Organizaciones que trabajan con inmigrantes ilegales y niños hondureños dijeron, sin embargo, que el vuelo era principalmente simbólico y que tendrá poco impacto en los niños hondureños que buscan escapar del país asolado por la violencia de las pandillas.

Obama está tratando de conciliar dos intereses contrapuestos: Asegurar a los estadounidenses que los inmigrantes, muchos de ellos niños sin compañía que cruzaron a Texas desde México, serán devueltos a sus países, pero al mismo tiempo dando garantías de que habrá un proceso justo. (Repor Susan Cornwell, Jeff Mason, Julia Edwards y Richard Cowan en Washington y Joanna Zuckerman Bernstein en Ciudad Mexico City; Editado en español por Javier López de Lérida)