Patrulla fronteriza EEUU suspende transferencia de inmigrantes indocumentados a San Diego

viernes 11 de julio de 2014 00:46 CDT
 

Por Marty y Graham

SAN DIEGO, 10 jul (Reuters) - El Gobierno estadounidense ha suspendido su plan de enviar al área de San Diego a cientos de los inmigrantes centroamericanos que han ingresado ilegalmente a Texas desde México, dijeron el jueves funcionarios de la Patrulla Fronteriza.

En lugar de eso, los agentes de la Patrulla Fronteriza de San Diego ayudarán a manejar el flujo de ingreso mediante el procesamiento de documentación y conduciendo entrevistas de admisión a través de computadoras y por vía telefónica, de acuerdo con Gabe Pacheco, portavoz del organismo sindical de los agentes, el Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza.

Funcionarios del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos no ofrecieron una razón para el cambio.

Pero este parece impulsado por las críticas a los traslados hacia la ciudad de Murrieta, California, donde una oficina de la Patrulla Fronteriza había sido asignada originalmente para recibir a muchos de los inmigrantes.

Un grupo inicial de cerca de 140 indocumentados detenidos, en su mayoría mujeres y niños centroamericanos, fue trasladado en avión desde Texas a San Diego el 1 de julio, y luego fueron llevados en autobús al norte hacia Murrieta.

Después de ser procesados allí, los funcionarios de inmigración dijeron que la mayoría probablemente sería liberada en cuestión de días bajo supervisión limitada de familiares y amigos o de organizaciones de caridad a la espera de un proceso de deportación.

Pero manifestantes furiosos impidieron que los autobuses llegaran a su destino, lo que obligó el desvío de la caravana a otra estación en San Diego. Funcionarios y residentes de Murrieta han objetado los planes de nuevas transferencias a la zona, argumentando motivos de seguridad pública y salud.

Los grupos de inmigrantes son parte de una ola creciente de menores no acompañados y familias que huyen desde Guatemala, El Salvador y Honduras y son ingresados a Estados Unidos por redes de trata de personas en México.

Más de 52.000 niños que viajaban solos desde Centroamérica han sido capturados en la frontera entre México y Estados Unidos desde octubre, el doble del número de la misma época del año anterior. Miles más han sido detenidos con sus padres u otros adultos.

Funcionarios de inmigración de Estados Unidos dicen que la crisis está siendo impulsado por una combinación de pobreza extrema, pandillas y la violencia del narcotráfico en América Central, así como los rumores perpetuados por los contrabandistas de que a los niños que llegan a la frontera con Estados Unidos se le permite quedarse. (Editado en español por Carlos Aliaga)