7 de julio de 2014 / 22:09 / hace 3 años

Mayoría de niños que crucen la frontera volverá a sus hogares: Gobierno EEUU

Por Steve Holland

WASHINGTON, 7 jul (Reuters) - La mayoría de los menores centroamericanos que entren en Estados Unidos sin compañía no tendrán permitido quedarse, dijo el lunes la Casa Blanca, en momentos en que el presidente Barack Obama se prepara para pedir 2.000 millones de dólares al Congreso para enfrentar la emergencia fronteriza.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que la mayor parte de quienes cruzan la frontera no califican para la ayuda humanitaria que les permitiría quedarse en Estados Unidos.

Según expertos en migración, quienes podrían calificar para el asilo son las víctimas de violencia intrafamiliar, pero aquellos que hacen el viaje por la violencia de las pandillas tendrían más dificultades para calificar a ese estatus.

La dura advertencia se conoce cuando se espera que la Casa Blanca pida fondos de emergencia al Congreso el martes para poder lidiar con la oleada de niños que ha abrumado a los funcionarios estadounidenses de inmigración.

El dinero se usará para tener más lugares de detención que alberguen a los niños, más jueces de inmigración, y más funcionarios que agilicen las audiencias.

Desde octubre, más de 52.000 menores que viajaron solos desde Guatemala, El Salvador y Honduras han sido capturados tratando de cruzar la frontera sur de Estados Unidos, el doble que en el mismo período del año pasado. Miles más han sido detenidos con sus padres u otros adultos.

Muchos de ellos están huyendo de la pobreza extrema, las pandillas y la violencia asociada a las drogas en América Central, pero también atendiendo a rumores propagados por contrabandistas de personas de que a los niños que crucen la frontera de Estados Unidos se les permitirá quedarse.

Además, el Gobierno estadounidense planea pedir al Congreso que modifique una ley de 2008 sobre tráfico de personas para acelerar el proceso de deportación.

Algunos de los aliados hispanos de Barack Obama se oponen a las medidas porque consideran que los niños son víctimas de una situación desesperada en sus países de origen.

Obama tiene previsto visitar Texas esta semana para conseguir dinero para los candidatos demócratas al Congreso, pero la Casa Blanca dijo que el presidente no visitaría la frontera.

Si bien la Casa Blanca anticipa críticas de la oposición por el pedido de fondos de emergencia, un alto asesor republicano que pidió reserva de su nombre dijo que la medida podría tener menos resistencia que otras anteriores.

“Hay una sensación de que está claro que se necesitan más recursos” para hacer frente a los hasta 150.000 menores procedentes de Centroamérica que podrían arribar a la frontera durante el año fiscal en curso, sostuvo el asistente. (Reporte adicional de Richard Cowan; editado en español por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below