ANALISIS-MUNDIAL-Júlio César ataja dos penales y se redime tras Copa para el olvido en 2010

sábado 28 de junio de 2014 17:04 CDT
 

Por Pedro Fonseca

RIO DE JANEIRO, 28 jun (Reuters) - El arquero Júlio César se redimió el sábado de la falla que cometió en la eliminación de la selección de Brasil en el Mundial 2010, al atajar dos remates en la definición por penales ante Chile y darle a su equipo el pase a los cuartos de final.

Hace cuatro años, el golero falló en una salida y su equipo terminó perdiendo 2-1 ante Holanda en cuartos de final. Pero el sábado en Belo Horizonte logró que los malos recuerdos se borraran de la mente de sus compatriotas.

"Solo Dios y mi familia saben lo que pasé, pero siempre supe que mi historia en la selección no había acabado. Mis compañeros me están dando mucha fuerza para entrar al campo y dar lo mejor", dijo Júlio César, llorando, tras el partido.

"Este partido mostró que si tienes un sueño no debes darte por vencido. No hemos ganado nada, pero esto me da mucha fuerza para el próximo partido".

El arquero era muy cuestionado debido a la casi nula actividad de la última temporada, pero le pagó la confianza al entrenador Luiz Felipe Scolari deteniendo los remates de Mauricio Pinilla y Alexis Sánchez para que Brasil se meta en cuartos de final una vez más en su brillante historia mundialista.

"Esperábamos un partido difícil. En el primer tiempo jugamos bien. Creamos bastantes oportunidades, pero después de su gol Chile nos comenzó a crear dificultades. Pero tengo que agradecer al publico, a mis compañeros por esta clasificación", destacó el golero.

Durante el partido, Júlio César tuvo un par de buenas atajadas y también contó con una pizca de suerte, cuando a los 120 minutos un remate de Pinilla dio en el travesaño.

El arquero de 34 años fue elegido como el mejor jugador del partido, un gran logro que coronó su preparación para la Copa. Scolari lo confirmó en el plantel mundialista con meses de anticipación pese a los problemas que había tenido en el Queens Park Rangers inglés.   Continuación...