EEUU cancela planes de llevar inmigrantes ilegales desde frontera sur a California

lunes 23 de junio de 2014 18:16 CDT
 

Por Marty Graham

SAN DIEGO, 23 jun (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos canceló el lunes sus planes de comenzar a trasladar a los inmigrantes ilegales a California desde Texas, donde los centros de procesamiento están abrumados por un aumento en el cruce de indocumentados centroamericanos, entre ellos niños que viajan solos, dijeron funcionarios.

Se estima que más de 47.000 menores que viajan sin acompañante ingresaron ilegalmente a Estados Unidos entre octubre y mayo, casi el doble que el año previo, lo que ha abarrotado las instalaciones en Texas y generado esfuerzos para llevar a algunos de los inmigrantes a otros estados.

La Agencia de Aduanas y Protección de Fronteras no entregó un motivo para justificar la cancelación. Un responsable del sindicato de la agencia dijo que la medida refleja la oposición pública.

Agentes de la patrulla fronteriza en el sur de California esperaban que llegase el lunes un vuelo que transportaba a 140 inmigrantes detenidos en Texas, y el jefe de sector de San Diego, Paul Beeson, dijo que se esperaban que vuelos similares aterrizaran cada 3 días.

Afirmó que sus agentes esperaban procesar a los recién llegados y ponerlos bajo custodia hasta que las autoridades migratorias determinen qué hacer con ellos. Pero en la noche declaró a Reuters que esos planes habían sido cancelados.

Un portavoz de la Patrulla Fronteriza rehusó realizar más comentarios el lunes.

El presidente Barack Obama ha dicho que el flujo de niños inmigrantes ilegales es una crisis humanitaria, y el Departamento de Seguridad Nacional dijo el viernes que está buscando más instalaciones para albergar a los menores.

El ingreso de indocumentados ocurre mientras varios grupos estadounidenses exigen que se permita que los cerca de 11 millones de inmigrantes ilegales que viven en Estados Unidos obtengan una forma de residencia legal, aún mientras muchos republicanos se quejan de que el gobierno federal no está haciendo lo suficiente para asegurar la frontera sur del país.

Los republicanos atribuyen el aumento en el cruce de menores de edad a la decisión de Obama del 2012 de brindar una pausa temporal a la deportación de algunos jóvenes que fueron llevados a Estados Unidos de forma ilegal por sus padres.

Se cree que muchos de los jóvenes están escapando de la pobreza, el crimen organizado y la violencia motivada por las drogas en países como Honduras y El Salvador, con la esperanza de acceder a una mejor vida en el norte. (Reporte de Marty Graham; Editado en Español por Ricardo Figueroa)