RPT-ACTUALIZA 1-Obama y mexicano Peña Nieto conversan sobre llegada de menores de Centroamérica a EEUU

viernes 20 de junio de 2014 07:05 CDT
 

(Repite nota enviada en la noche del jueves, texto sin cambios)

Por Mark Felsenthal

WASHINGTON, 19 jun (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, conversó el jueves con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, sobre la estrategia para lidiar con una ola de niños que está llegando desde América Central a Estados Unidos, informó la Casa Blanca.

Obama "acogió la oportunidad de trabajar en cooperación estrecha con México para desarrollar propuestas concretas que atiendan las raíces que causan la inmigración ilegal desde Centroamérica", añadió la Casa Blanca.

El Congreso de Estados Unidos presentó el martes un proyecto de ley que aumenta significativamente los fondos para lidiar con un aumento en la cantidad de niños extranjeros que entran al país de manera ilegal, respondiendo a lo que Obama ha descrito como una crisis humanitaria urgente.

La senadora demócrata Barbara Mikulski, quien preside la Comisión de Asignaciones del Senado, incluyó hasta 2.280 millones de dólares para el Departamento de Salud y Servicios Humanos para alimentar y dar refugio a los 130.000 menores que se espera que lleguen al país en los próximos años.

El vicepresidente Joe Biden agregó una visita a Guatemala el viernes a su viaje a América Latina para reunirse con líderes centroaméricanos y discutir el problema.

Entre octubre y mayo, más de 47.000 menores sin compañía de familiares, en su mayoría provenientes de Centroamérica, han cruzado la frontera de Estados Unidos, casi duplicando la cifra de los 12 meses previos, dijo el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, la semana pasada.

Obama dijo a Peña Nieto que Estados Unidos y México podrían trabajar juntos para regresar a los niños de forma segura a sus familias, y destacó que los niños, muchos de lo cuales no están acompañados, son vulnerables al crimen y los abusos.

Obama reiteró su idea de que los inmigrantes que lleguen al país no podrán optar a la naturalización bajo la reforma propuesta a la ley de inmigración ni a las normas de medidas postergadas contra la infancia. (Por Mark Felsenthal y Roberta Rampton; Editado por Javier López de Lérida)