MUNDIAL-Arquero brasileño Julio Cesar recupera confianza tras falta de ritmo antes de Copa

jueves 19 de junio de 2014 20:18 CDT
 

Por Pedro Fonseca

TERESOPOLIS, Brasil, 19 jun (Reuters) - Dificultades mayores a las esperadas por Brasil en los dos primeros partidos del Mundial, que expusieron los problemas del equipo, al menos sirvieron para que el arquero Julio Cesar recuperara la confianza perdida por su falta de ritmo antes del torneo.

Tanto en la victoria 3-1 contra Croacia como en el empate 0-0 con México, el portero de 34 años realizó buenas actuaciones, pese a no haber realizado ninguna atajada "milagrosa" como las de su par mexicano Guillermo Ochoa.

"Es importante para mí porque jugué muy poco y hace falta ritmo de competencia. Esas atajadas traen todo de vuelta, traen la confianza de vuelta", afirmó el arquero en una conferencia de prensa el jueves tras un entrenamiento bajo la lluvia en Granja Comary, Teresópolis.

Julio Cesar, sobreviviente de Sudáfrica 2010 y criticado por un fallo en el partido en que Brasil perdió 2-1 ante Holanda y significó su eliminación en cuartos de final, prácticamente no jugó en la temporada previa a la Copa.

Tras un largo periodo sin atajar en el Queen's Park Rangers de la segunda división inglesa, el arquero volvió a jugar cuando fue contratado por el Toronto FC de Canadá en febrero. Sin embargo, disputó sólo siete partidos con su nuevo club antes del Mundial.

"Sé que aún existen muchos interrogantes con respecto a mi trabajo, pero tengo que creer en mí, trabajar. Contra México y Croacia hice unas buenas atajadas que hacen que algunos críticos comiencen a eliminar un poco esos signos de interrogación", dijo Julio Cesar.

Tras dos partidos, Brasil y México lideran el Grupo A con cuatro unidades cada uno, pero los anfitriones cuentan con una mejor diferencia de goles. Croacia suma tres y Camerún ya está eliminado del torneo sin puntos.

Brasil termina su participación en el Grupo enfrentando a Camerún en Brasilia el 23 de junio, el mismo día en que México define su paso a octavos de final con Croacia. (Editado por Manuel Farías)