MUNDIAL-Brasil se olvida del escocés que llevó el fútbol al país

jueves 12 de junio de 2014 08:00 CDT
 

Por Andrew Downie

SAO PAULO, 12 jun (Reuters) - Mirando la tumba de Charles Miller, escondida en un rincón bien mantenido de un cementerio de Sao Paulo, uno nunca sospecharía que allí yace el hombre que ha influido en la vida de cientos de millones de personas.

Miller es reconocido como el hombre que llevó el fútbol a Brasil, el hogar espiritual de ese deporte y el único país en ganar un Mundial cinco veces.

Pero su tumba se encuentra detrás de una reja cerrada y no tiene una placa o señal que indique que allí yace uno de los mayores hijos de Brasil.

"Muy poca gente sabe que está aquí", dijo el administrador del cementerio, Claudemir Soares. "Ven su tumba y se asombran. Algunas personas solo reconocen el nombre porque hay una plaza en su honor. No saben quién es y les tenemos que explicar", comentó.

Miller, hijo de un ingeniero escocés y de madre brasileña, nació en Brasil y fue educado en Inglaterra a fines del siglo XIX. Terminó el internado en Southampton y desembarcó en el puerto de Santos de regreso a casa en 1894. Con él traía una pelota, un inflador, zapatillas de fútbol y un libro con las reglas del deporte.

Poco tiempo después de llegar ya estaba organizando partidos y en una década había establecido la primera liga de Brasil.

Los primeros partidos eran para expatriados, pero el juego sedujo rápidamente a los brasileños. Para la segunda década del siglo XX jugaban encuentros internacionales contra Argentina y participaron en su primer Mundial en 1930.

Hoy, Brasil no es solo el único país en ganar cinco veces el Mundial, sino que también es la tierra de Pelé, a quien muchos señalan como el mejor futbolista de la historia; el estadio más icónico del mundo, el Maracaná; y la mejor selección nacional de la historia, la campeona de 1970.   Continuación...