Problemas de producción de OPEP significan que cumplió su trabajo, por ahora

lunes 9 de junio de 2014 09:47 CDT
 

VIENA, 9 jun (Reuters) - Ha pasado mucho tiempo desde que los países consumidores de petróleo anticipaban con temores una reunión de la OPEP.

El principal consumidor, Estados Unidos, parece preocuparse menos que otros, fortalecido por su propio auge petrolero, y la OPEP misma parece relajada - a pesar de sus enormes problemas de producción.

Hace sólo tres años las cosas parecían muy diferentes cuando la primavera árabe interrumpió la producción de Libia, un miembro de la OPEP.

Luego el cartel vivió uno de sus choques más intensos cuando se reunió en Viena, ya que Irán bloqueaba la propuesta de Arabia Saudita de incrementar la producción para controlar los precios, que se encaminaban a 130 dólares el barril.

Días después, esa decisión desencadenó efectivamente una liberación de existencias en Estados Unidos para ayudar a evitar un fuerte incremento en los precios de la gasolina a menos de un año de la reelección de Barack Obama como presidente del país.

Tres años más tarde, y la OPEP se encamina a lo que promete ser una reunión serena el miércoles, a pesar de que las exportaciones de crudo de Libia se redujeron abruptamente y la producción iraní está limitada en forma drástica por sanciones.

Estados Unidos, favorecido por un fuerte incremento en su producción doméstica de petróleo, no tiene ningún mensaje hoy para la OPEP ya que el auge del crudo no convencional ayuda a anclar los precios del petróleo en un intervalo estrecho en torno a los 110 dólares el barril.

El principal productor del grupo, Arabia Saudita, que disfruta precios claramente por encima de su precio preferido de 100 dólares, está a favor de extender su techo de producción actual.

Irán espera un alivio de las restricciones a sus exportaciones de petróleo, en tanto el ánimo punitivo de Washington se dirige a Rusia tras la crisis de Ucrania.   Continuación...