Nuevo jefe policial de violento estado del norte de México muere en enfrentamiento

martes 6 de mayo de 2014 12:44 CDT
 

MEXICO DF, 6 may (Reuters) - El nuevo jefe de la policía investigadora del norteño estado de Tamaulipas, uno de los actuales focos de violencia en México, murió durante un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y supuestos sicarios que dejó cinco muertos, informaron el martes autoridades.

El ataque en el que murió Salvador de Haro, que había sido nombrado hace un mes, ocurrió la tarde del lunes, cuando realizaba un operativo en Ciudad Victoria, capital del estado, para detener a supuestos miembros del un cártel del narcotráfico.

"Los civiles armados, al detectar la presencia de las fuerzas de seguridad y para evitar ser detenidos, abrieron fuego con armas largas y pistolas automáticas, iniciándose un enfrentamiento", dijo el gobierno estatal en un comunicado.

Durante el enfrentamiento también murieron cuatro presuntos delincuentes y cinco más están detenidos. Tres marinos y un policía de investigación resultaron heridos.

Hace unos días el Gobierno de Tamaulipas anunció un reforzamiento de las acciones de seguridad para combatir la delincuencia que opera especialmente en el Sur del estado, donde ha habido una nueva ola de crímenes.

La semana pasada diversos enfrentamientos armados entre criminales y policías federales dejaron, solamente en un día, un saldo de 14 muertos, entre ellos dos agentes policíacos.

Tamaulipas ha vivido épocas de intensa violencia por las guerras desatadas por grupos delictivos como los sanguinarios Zetas y el cártel de El Golfo, dedicados a cometer diversos delitos, además de traficar con droga e inmigrantes.

Más de 90,000 personas han muerto desde que el ex presidente Felipe Calderón lanzó a finales del 2006 una campaña frontal contra los cárteles de la droga, lo que provocó con el paso de los años que estas organizaciones diversificaran sus actividades a extorsiones, secuestros, tráfico de personas y piratería.

Con la llegada del presidente Enrique Peña Nieto, hace casi un año, bajaron levemente los homicidios, pero la violencia persiste e inclusos se ha extendido a nuevas zonas del país. (Reporte de Lizbeth Díaz; Editado por Anahí Rama)