7 de mayo de 2014 / 13:33 / en 3 años

MUNDIAL-Rusia, feliz de volver a jugar una Copa tras 12 años de ausencia

4 MIN. DE LECTURA

Por Dmitriy Rogovitskiy

7 mayo (Reuters) - Rusia sin dudas está feliz de haber puesto fin a su espera de 12 años para volver a un Mundial de fútbol, pero claramente no se conformará con esto en Brasil.

Si bien hay pocas expectativas en Rusia de que su selección gane el Mundial, existe cierto optimismo de que pueda superar la fase de grupos por primera vez desde la desintegración de la Unión Soviética.

Y con seguridad la selección querrá mejorar su última aparición en un Mundial, en el 2002, cuando tras vencer a Túnez perdió contra Japón y Bélgica y fue eliminada en la primera ronda.

El análisis oficial de la FIFA sobre sus debilidades subrayó una "falta de coherencia en defensa, una pobre definición y una vulnerabilidad ante rápidos contraataques".

Rusia se encamina ahora a Brasil con una buena mezcla de juventud y experiencia, ya que el técnico Fabio Capello introdujo nuevos nombres en el equipo para jugar con los más experimentados.

La gran mayoría de los jugadores se originará en algunos clubes locales, ya que Zenit de San Petersburgo, Dynamo de Moscú, CSKA Moscú y Lokomotiv Moscú proveerán un gran porcentaje del equipo.

Pese a lo que dice la FIFA, la columna de la selección parece sólida.

El guardameta Igor Akinfeev y los defensas Sergey Ignashevich y Vasili Berezutskiy han jugado juntos por un club y su país por casi una década. El dúo del CSKA tiene más de 30 años, pero la falta de ritmo en el centro de la defensa será preocupación para Capello.

Rusia concedió apenas cinco goles en la eliminatoria para Brasil y sólo Bélgica, Inglaterra y España recibieron menos tantos en su camino al Mundial.

Marcar goles podría ser la mayor preocupación para Rusia, al igual que una sobredependencia en el delantero Alexander Kerzhakov, el único jugador del probable plantel ruso que disputó un Mundial previo.

Si bien Kerzhakov no es tan prolífico ahora, sus jugadas como enlace son clave para el equipo. Sin embargo, la aparición de Alexander Kokorin, de 23 años y quien ha marcado cinco goles en 19 partidos, ayudó a quitar algo de la presión sobre el veterano futbolista del Zenit de San Petersburgo.

El mediocampo refleja la fortaleza de Rusia y en él, el subestimado Igor Denisov brinda estabilidad, lo que permite que Roman Shirokov y Denis Glushakov se adelanten en el terreno.

En la Eurocopa del 2008, Iván Saenko fue el único futbolista ruso en la selección que jugó fuera de su país y esto seguramente se repita seis años después.

Si se toman en consideración los últimos partidos internacionales, es posible que Capello elija a toda la selección de las filas de la Liga Premier rusa.

Esto le dará continuidad a Rusia y tal vez también un factor sorpresa contra equipos que no están habituados al torneo doméstico ruso.

Superar la etapa de grupos, en la que enfrentará a Argelia, Bélgica y Corea del Sur, es el requisito mínimo para Rusia. Y si logra evitar a Alemania en octavos de final, entonces habrá un sosegado optimismo de que pueda incluso llegar a los cuartos de final. (Editado en español por Patricia Avila y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below