"Milagro" de mujer costarricense fue clave para canonización de Juan Pablo II

jueves 24 de abril de 2014 14:11 CDT
 

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 24 abr (Reuters) - A Floribeth Mora Díaz no le importa si la gente cree que está loca. Ella está convencida, al igual que el Vaticano, de que debe su vida a una milagrosa curación tras rezarle al fallecido Papa Juan Pablo II.

"Experimenté la piedad de Dios en mi propia vida y estoy agradecida", dijo el jueves Mora Díaz en una rueda de prensa en el Vaticano explicar lo que investigadores de la Iglesia creen que fue un milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo con Dios.

El Papa Francisco santificará el domingo a Juan Pablo II en una ceremonia que se espera atraiga a más de un millón de personas al Vaticano.

"La gente puede decir que estoy loca y está bien. Yo digo que soy una persona loca sagrada porque estoy saludable ahora", afirmó.

Mora, de 50 años, sufrió un aneurisma en abril del 2011. Tras una serie de exámenes en un hospital, entre ellos una tomografía, y una cirugía de tres horas, los médicos le dieron malas noticias.

"Me enviaron a casa y me dijeron que me quedaba un mes de vida y que había pocas esperanzas", dijo Mora, luchando contra las lágrimas.

Comenzó a rezarle al fallecido Juan Pablo, de quien era muy devota y que había muerto seis años antes, en el 2005.

"Le recé a Juan Pablo y le pedí que le dijera a Dios que yo no quería morir porque amo a mis hijos y no quería abandonarlos", contó.   Continuación...