La pobreza y la mujer marcan el discurso de mexicana Poniatowska al recibir Premio Cervantes

miércoles 23 de abril de 2014 07:17 CDT
 

MADRID, 23 abr (Reuters) - La escritora mexicana Elena Poniatowska recibió el miércoles el Premio Cervantes de literatura 2013, máximo galardón de las letras españolas, con un discurso repleto de menciones a las mujeres, la pobreza y la inmigración.

Poniatowska, de 82 años, y que se autodefinió como una "Sancho Panza femenina", tuvo varias palabras de recuerdo para los escritores fallecidos Gabriel García Márquez y para su compatriota y también galardonado con el Cervantes José Emilio Pacheco.

"Soy la cuarta mujer en recibir el premio Cervantes creado en 1976. Los hombres son 35", arrancó Poniatowska tras saludar a las autoridades presentes, entre ellos el rey Juan Carlos; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o el ministro de Cultura, José Ignacio Wert.

Poniatowska nació en París en 1932, de padre francés de origen polaco y madre mexicana. Además de periodista, es autora de cuentos, teatro, novelas y poesía que recogen como constante la presencia de la mujer, las luchas sociales y la ciudad de México.

"Mi madre nunca supo qué país me había regalado cuando llegamos a México en 1942", rememoró durante la ceremonia celebrada en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. "Mi hermana Kitzia y yo fuimos niñas francesas con apellido polaco (...) Desde entonces vivimos transfiguradas".

La escritora, que dijo haber aprendido el español en la calle "con los gritos de los pregoneros", aseguró que descubrió su nuevo país gracias "a los mexicanos que andan en la calle".

"La certeza de Francia y su afán por tener siempre la razón palidecieron al lado de la humildad de los mexicanos más pobres, descalzos caminaban bajo su sombrero o su rebozo, se escondían para que no se les viera la vergüenza en los ojos", dijo la autora, vestida con un traje tradicional mexicano rojo y amarillo.

"CRONISTA IMPULSIVA"   Continuación...