7 de mayo de 2014 / 13:33 / hace 3 años

MUNDIAL-Trotamundos Klinsmann es la opción ideal para ser DT de EEUU

Por Julian Linden

7 mayo (Reuters) - Jürgen Klinsmann, un hombre que ha vivido y jugado la mitad de su vida en el extranjero, parece ser la elección perfecta para el cargo de entrenador de la selección de fútbol de Estados Unidos.

Las hazañas en todo el mundo de Klinsmann, quien personifica a la perfección el mantra de que uno debe practicar lo que predica, lo hicieron el hombre ideal para liderar a un equipo estadounidense con miembros provenientes de todas partes del globo.

Las credenciales de Klinsmann, un delantero que marcó 47 goles en 108 partidos con la selección alemana, son irreprochables.

Klinsmann formó parte de la selección de Alemania Occidental que ganó el Mundial de 1990 y del equipo unificado que conquistó la Eurocopa seis años después, y se valió de su sublime talento en el área rival para viajar por el mundo y jugar en clubes de su país, Inglaterra, Italia y Francia.

Cuando decidió poner fin a su carrera como futbolista se asentó en California, donde se casó con una estadounidense y formó su familia. Pero la tentación de volver a la actividad demostró ser algo irresistible para él.

En 2004 asumió como entrenador de la selección alemana, a la que llevó a las semifinales del Mundial que jugó como local dos años después, y pasó un breve periodo como técnico del Bayern Munich en 2008.

Tres años después, Klinsmann aceptó la oferta de convertirse en entrenador de la selección de Estados Unidos, en el que parece ser el mayor desafío en lo que va de su carrera, y delineó sus planes para recorrer el mundo buscando a los mejores jugadores para que representen al país.

"Definitivamente eso es algo de lo que nos tenemos que preocupar", dijo Klinsmann en una rueda de prensa cuando asumió el cargo. "Hay que ver dónde encontrar talento, dónde podemos ver alguien pateando el balón en la calle para desarrollarlo", agregó.

"Al final del camino, espero encontrar un Lionel Messi en Estados Unidos. Eso sería increíble", sostuvo.

Klinsmann todavía no encontró un jugador que pueda rivalizar con la estrella argentina, pero logró moldear un equipo formado por jugadores con raíces en Alemania, Noruega, Islandia, Haití y, por supuesto, México.

Pese a que Estados Unidos está muy lejos de tener posibilidades de ganar la Copa del Mundo, el equipo ha cosechado éxitos tras la llegada de Klinsmann, mientras el alemán trata de implementar sus ideas y filosofía, incluidos entrenamientos más intensivos y un foco especial en la alimentación.

El año pasado, Estados Unidos ganó la Copa Oro de la CONCACAF y reemplazó a México como el equipo de la región mejor ubicado en el ranking de la FIFA. Además, clasificó sin problemas al Mundial tras quedar primero en el hexagonal final.

"Siempre miro las cosas desde un punto de vista positivo. Tenemos un equipo joven que está creciendo", dijo Klinsmann.

"Hemos construido grandes cosas en los últimos dos años. En 2013 tuvimos el año más exitoso de la historia, por lo que ahora tenemos más confianza y la creencia de que podemos afrontar los desafíos", agregó. (Editado en español por Javier Leira y Ricardo Figueroa)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below