MUNDIAL-Rooney sigue siendo clave, pero Inglaterra ya no quiere depender de él

martes 6 de mayo de 2014 08:30 CDT
 

Por Stephen Wood

LONDRES, 6 mayo (Reuters) - Más de una década después de su debut en la selección inglesa de fútbol como un adolescente atrevido y talentoso, todavía sigue siendo difícil encontrar un consenso en torno al verdadero valor de Wayne Rooney.

¿Es una figura de nivel mundial en la que los distintos entrenadores de Inglaterra -y también los miles de aficionados que siguen al equipo- han colocado sus esperanzas de conseguir éxitos postergados?

¿Es solamente un buen jugador cuyo nivel como internacional expone la mediocridad de muchos de sus compañeros en la selección? ¿O es el enigma inglés que ha causado tanta frustración en los grandes torneos?

Lo que está claro es que a los 28 años y con 89 partidos y 38 goles en la selección, Rooney le debe a Inglaterra un buen Mundial en Brasil.

El delantero puede haber ganado títulos de la Liga Premier y la Liga de Campeones desde que arribó al Manchester United procedente del Everton en el 2004, pero su carrera como internacional no tiene las mismas distinciones.

Rooney sigue esperando marcar su primer gol en un Mundial.

En Alemania 2006, el atacante acababa de superar una lesión en un pie y se mostró falto de ritmo. Para peor, su temperamento lo traicionó y fue expulsado por arremeter contra Ricardo Carvalho en la eliminación de Inglaterra ante Portugal por penales en los cuartos de final.

"No lo asesinen", dijo a los medios después del partido el entonces entrenador de Inglaterra, Sven-Goran Eriksson, luego de que la expectativa diera paso a la decepción.   Continuación...