OBITUARIO-García Márquez, el Nobel que fundió magia y realidad

jueves 17 de abril de 2014 17:36 CDT
 

(Actualiza con reacción de Vargas Llosa y otros)

Por Esteban Israel

abr 17 (Reuters) - Borrando con su pluma la frontera entre lo mágico y lo real, el colombiano Gabriel García Márquez revolucionó las letras con historias de vida, de muerte y del más allá que lo convirtieron en el escritor más famoso y querido de América Latina.

El autor de "Cien años de soledad" se apagó el jueves a los 87 años en su casa de Ciudad de México, donde vivió la mitad de su vida. Su muerte cierra uno de los capítulos más ricos de la literatura latinoamericana.

Inspirado en las historias que de niño escuchó contar a sus abuelos, García Márquez creó el universo paralelo de Macondo y lo pobló con personajes alucinantes como mujeres que levitaban, hombres que regresan de la muerte y parejas que engendran bebés con colas de cerdo.

El escritor de sonrisa fácil, espeso bigote y pelo rizado fue la cara del boom de la literatura latinoamericana de la década de 1960. La estatura universal de su estilo, el realismo mágico, fue reconocida en 1982 con el Nobel de Literatura.

"Yo soy simplemente un observador de la realidad nuestra", dijo a la televisión española TVE tras recibir el premio.

"Tengo una sensibilidad especial para este mundo en que nací y es con esa sensibilidad con la que yo trabajo", explicó. "Me niego a salir de ella. No tengo por qué salir de ella. Me ha ido muy bien con ella".

Y esa misma sensibilidad lo convirtió en un hombre político. Uno de sus mejores amigos era el líder cubano Fidel Castro y su hijo mayor fue bautizado por Camilo Torres, un cura español que fundó el grupo guerrillero colombiano Ejército Nacional de Liberación.   Continuación...