7 de mayo de 2014 / 13:33 / hace 3 años

MUNDIAL-Queiroz quiere acallar críticas Irán con actuación digna pese a "misión imposible"

Por Patrick Johnston

7 mayo (Reuters) - El tempestuoso período de Carlos Queiroz a cargo de la selección de Irán seguramente tendrá su final tras el Mundial, donde el entrenador portugués intentará guiar a su equipo a octavos de final por primera vez en la historia para silenciar a sus críticos.

A pesar de haber conseguido la clasificación de Irán a su cuarto Mundial tras ganar su grupo de la eliminatoria asiática el año pasado, Queiroz, que nació en Mozambique, ha padecido continuas críticas sobre sus tácticas y convocatorias.

Sin embargo, el técnico de 61 años nunca ha abandonado sus ideales en una carrera que lo tuvo al frente de las selecciones de Portugal y Sudáfrica, del Real Madrid, y como entrenador asistente de Alex Ferguson en el Manchester United.

Ferguson, por ejemplo, tuvo solo elogios para él.

En su autobiografía, publicada en octubre, el ex técnico del United escribió: “Carlos Queiroz era brillante. Sobresaliente. Un hombre inteligente y meticuloso”.

“Fue alguien bueno para mí. Era un Rottweiler. Estuvo lo más cerca que se puede estar de ser entrenador del Manchester United sin tener el título efectivamente”, agregó.

No es una sorpresa que alguien que pudo cautivar a Ferguson haya desafiado a sus críticos en los medios iraníes, luchado con técnicos de clubes domésticos para contar con sus futbolistas y protagonizado un altercado público con su par de Corea del Sur, Choi Kang-hee, antes de su último encuentro eliminatorio.

Aquel compromiso final en Ulsan en junio mostró los aspectos positivos que Queiroz proporcionó al equipo iraní.

Una sólida defensa controló a los creativos de Corea del Sur antes de que el delantero Reza Ghoochannejhad -formado en Holanda- convirtió en gol la única oportunidad de Irán para sellar un triunfo 1-0 y una plaza en Brasil.

HOMBRE APASIONADO

Queiroz corrió hacia el banco de suplentes rival para celebrar la victoria en un partido cuya previa estuvo dominada por su discusión con Choi, quien había acusado a los iraníes de utilizar malas prácticas en el encuentro anterior entre ambos.

Queiroz sigue siendo un hombre apasionado y desesperado por tener éxito para disipar cualquier idea de que ya está mayor para dirigir. En junio intentará aprovechar toda su experiencia para lograr una última recompensa antes de retirarse.

“Pese a todas las dificultades, en los últimos tres años Irán ha mostrado lo más importante en el mundo del fútbol: pasión”, destacó Queiroz sobre su período en el cargo en el sorteo de la Copa de Asia en marzo.

La única victoria de Irán en una Copa del Mundo se produjo en 1998, por lo que un triunfo en Brasil sería sin dudas el mayor logro de Queiroz como entrenador.

Sin embargo, su tarea no será fácil, ya que en el Grupo F deberá enfrentar a Argentina, Nigeria y Bosnia, oponentes que en la previa se presentan como superiores.

Pero el entrenador confía en sus jugadores y espera que Irán pueda demostrar que no será un rival fácil.

“Ya sé que 31 selecciones querían que les tocase Irán en el sorteo de la fase de grupos, porque no somos favoritos, pero nuestra misión es precisamente tratar de hacer que algunos se arrepientan de haber pensado eso”, dijo el portugués Queiroz en una entrevista con el sitio web de la FIFA (www.fifa.com).

“Debemos demostrar que no vamos a Brasil de vacaciones. Queremos medirnos a las mejores selecciones del mundo con orgullo, dignidad y respeto y ser lo más competitivos posible”, remarcó. (Traducido por Damián Pérez. Editado en español por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below