MUNDIAL-Esperanzas de Colombia dependen de recuperación de Falcao y solidez defensiva

martes 6 de mayo de 2014 08:30 CDT
 

6 mayo (Reuters) - Colombia irá a su primera Copa del Mundo desde que la generación de oro de la década de 1990 clasificó a tres mundiales consecutivos con un atractivo equipo, una época eclipsada por el asesinato del defensor Andrés Escobar en 1994.

El conjunto "cafetero" vuelve tras una ausencia de 16 años, luego de haber conquistado el segundo puesto en la eliminatoria sudamericana detrás de Argentina, con una capacidad de resistencia mayor a la del talentoso equipo que fue a Estados Unidos buscando dar una sorpresa.

El plantel actual dirigido por el entrenador argentino José Pekerman tiene también un juego agradable, pero es acosado por la interrogante sobre la participación del delantero Radamel Falcao García, quien sufrió una lesión de rodilla jugando para el Mónaco en enero y debió ser sometido a una cirugía de ligamentos.

Las posibilidades de Colombia dependen de la recuperación a tiempo de Falcao, dijo el veterano Faryd Mondragón, segundo portero de la selección.

"Falcao es muy importante para nosotros (...) es como (Lionel) Messi para Argentina", dijo Mondragón, quien asistirá a su tercer Mundial luego de estar presente en los de 1994 y 1998, a la cadena argentina TyC Sport en una entrevista reciente.

"Tenemos la esperanza de que se recuperará bien. Creo que si hay alguien que tiene el coraje y orgullo para superar eso (la lesión) es Falcao y él es importante para nosotros dentro y fuera del campo de juego", agregó.

En 1990, el compromiso de Colombia con el ataque se vino abajo cuando el extravagante portero René Higuita corrió con el balón desde el arco hacia afuera del área y la maniobra fue bloqueada por Roger Milla, quien marcó dos goles en tiempo extra para Camerún en el partido por octavos de final.

Cuatro años después, Colombia viajó a Estados Unidos gracias a su buena campaña en la eliminatoria, en la que hizo sufrir a Argentina su peor derrota histórica como local, un 5-0 en Buenos Aires.   Continuación...