FUTBOL-FIFA tiene 1.400 mln dlr de efectivo de respaldo

viernes 21 de marzo de 2014 11:57 CST
 

21 mar (Reuters) - El dinero a disposición de la FIFA ha aumentado a 1.432 millones de dólares luego de obtener ganancias el año pasado, una suma que opera como un resguardo ante la posibilidad de que el Mundial de fútbol tenga que ser cancelado.

Las ganancias por derechos de televisión y acuerdos de patrocinio antes del Mundial de Brasil, que comienzan en junio, ayudaron a incrementar los ingresos a 1.386 millones de dólares, dijo el viernes el organismo rector del fútbol mundial, que reportó un superávit de 72 millones de dólares el año pasado.

Muchos brasileños están indignados por la suma que su país está gastando en la organización de Mundial y dicen que prefirirían cumplir tan altos estándares -impuestos por la FIFA para el evento- en escuelas y hospitales. Existe el temor a que se produzcan protestas alrededor de las sedes del torneo en junio y julio.

Los miembros del comité ejecutivo de la FIFA también encaran un renovado escrutinio por el otorgamiento de los próximos dos Mundiales a Rusia y Qatar.

Pero las controversias no han alejado a los patrocinadores que desean asociarse al mayor evento deportivo del mundo. Recientemente, la compañía de tarjetas de crédito Visa y el grupo de indumentaria deportiva Adidas firmaron nuevos acuerdos de patrocinio con la FIFA.

Julio Grondona, presidente del Comité Financiero de la FIFA, se mostró satisfecho con la renovación de los contratos y dijo que eran una "señal inicial de que podemos esperar que nuestras finanzas se mantengan saludables en los próximos años".

El ganador del Mundial recibirá 35 millones de dólares, parte de un desembolso por 576 millones de dólares a los países participantes y clubes cuyos jugadores llegan al torneo.

La FIFA no es la única que acopia efectivo ante una eventual suspensión de eventos internacionales. El Comité Olímpico Internacional (COI) ha generado una reserva de 932 millones de dólares.

La FIFA dice que su financiamiento depende mayormente de la realización de la Copa del Mundo cada cuatro años y sostiene que es casi imposible estar del todo resguardado ante una posible cancelación. (Escrito por Keith Weir; Editado en español por Marion Giraldo)