Reporte dice 134 periodistas murieron ejerciendo su profesión el año pasado

martes 18 de febrero de 2014 16:13 CST
 

GINEBRA, 18 feb (Reuters) - El año pasado, 134 periodistas y trabajadores de soporte mediático murieron durante el ejercicio de su profesión, la mayoría de ellos en ataques deliberados, informó el martes el International News Safety Institute (INSI) de Londres.

De ellos, 65 murieron cubriendo conflictos armados -principalmente en Siria, donde 20 perdieron la vida, e Irak, donde el total llegó a 16-, mientras que 51 murieron cubriendo noticias en tiempos de paz como crimen y corrupción, otros 18 murieron en accidentes.

El total era menor a las 152 muertes registradas el 2012, pero hubo un alza de ataques, amenazas y secuestros dirigidos a periodistas, que no suelen ser reportados, dijo el estudio de INSI, "Killing the Messenger".

El instituto, financiado por grandes organizaciones de noticias como Reuters, ha emitido el reporte desde 1996. Su labor principal es entregar entrenamiento de seguridad a periodistas que se desempeñan en situaciones peligrosas.

INSI dijo que las principales víctimas eran los reporteros locales, considerando que 123 trabajadores murieron mientras cubrían noticias de su propio país. De las 20 muertes registradas en Siria, 16 eran reporteros del país.

"La mayoría de los periodistas fue atacada directamente y los disparos fueron la principal causa de muerte", dijo INSI. El reporte, recopilado por la Cardiff School of Journalism en Gales, mostró que un 85 de las víctimas recibió disparos.

Otras murieron en explosiones, apuñalamientos y golpizas, bajo tortura o estrangulación, o en accidentes según INSI.

Luego de Siria e Irak, citados por el instituto como los países más peligrosos para los periodistas el año pasado, venían Filipinas con 14 muertes, India con 13 y Pakistán con 9.

En 2012, 28 reporteros murieron en Siria, 18 en Somalia, 12 en Nigeria, 11 en México y 11 en Pakistán.

El total del 2013 en Filipinas, que en los últimos años ha visto fusilamientos masivos de reporteros y asesinatos individuales, incluían a cinco que fallecieron en desastres naturales. (Reporte de Robert Evans. Editado en español por Ricardo Figueroa)