Ex funcionario mexicano prófugo se entrega en EEUU

jueves 13 de febrero de 2014 17:01 CST
 

SAN ANTONIO, EEUU, 13 feb (Reuters) - Un ex funcionario mexicano del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), acusado de varios delitos, se entregó a las autoridades estadounidenses y podría enfrentar una condena de hasta 20 años de prisión, dijo el jueves el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Héctor Javier Villarreal, ex secretario de finanzas del estado de Coahuila, fue acusado en noviembre de fraude, robo y transferencia ilegal de fondos luego de la incautación de millones de dólares que se cree habría robado junto con Jorge Torres, ex gobernador interino.

Villarreal se entregó el miércoles a las autoridades federales en El Paso, en el fronterizo con México estado de Texas, y permanece bajo custodia federal.

La acusaciones incluyen desde transacciones financieras con dinero obtenido de importación, venta y distribución de sustancias controladas, hasta el soborno de funcionarios públicos, malversación de fondos públicos y fraude electrónico.

"La acusación alega además que, como parte del esquema, el acusado transfirió fondos dentro y fuera de los Estados Unidos con el fin de ocultar y disfrazar la naturaleza, el origen y la propiedad de la ingresos derivados de actividades delictivas", dice una nota del Departamento de Justicia.

Villarreal y Torres trabajaron durante el mandato del gobernador Humberto Moreira en Coahuila entre 2005 y 2011. Moreira fue presidente del PRI y era un aliado del actual presidente Enrique Peña Nieto antes de su triunfo las elecciones presidenciales de 2012.

Moreira le entregó el cargo de gobernador a Torres para asumir la presidencia del PRI cuando el partido todavía era de oposición. Sin embargo, cayó en desgracia a finales del 2011, luego de que se supo que dejó fuertemente endeudado al estado.

La deuda de Coahuila había subido a más de 34.000 millones de pesos mexicanos (2.600 millones de dólares) para cuando Moreira dejó el cargo. Posteriormente se mudó a España, luego de que uno de sus hijos fue asesinado a tiros, supuestamente por miembros del cartel de narcotraficantes Los Zetas.

Los fiscales estadounidenses acusan a Villarreal y a Torres de usar cuentas bancarias en Texas para canalizar los fondos desviados hacia Bermudas. En febrero del 2013, las autoridades retuvieron 2,2 millones de dólares de una cuenta bancaria en esa isla, controlada por Villarreal. (Reporte de Redacción México, editado por Javier Leira)