Libra esterlina sube por señales de posible aumento de tasas en 2015, euro cae

miércoles 12 de febrero de 2014 11:43 CST
 

Por Michael Connor

NUEVA YORK, 12 feb (Reuters) - La libra esterlina subía a un máximo de dos semanas contra el dólar el miércoles, después de que el Banco de Inglaterra mejoró los pronósticos de crecimiento e insinuó que Gran Bretaña podría elevar sus tasas de interés el año que viene.

Las perspectivas de un aumento de las tasas en el segundo semestre del 2015 por parte del Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) llevaron a los inversores a comprar libras esterlinas a expensas de otras monedas como el euro, el yen y el franco suizo.

El euro caía más de un 1 por ciento ante la libra y también se depreciaba frente al dólar, que ganaba terreno.

La libra esterlina subía a un máximo de dos semanas de 1,6580 dólares, un alza de 0,8 por ciento para el día, y bastante por encima de los 1,6480 dólares antes de la publicación del informe del BoE.

Contra el dólar, el euro cedía 0,40 por ciento, a 1,3583 unidades. En tanto, la divisa europea perdía 0,65 por ciento frente a su par japonesa, a 139,085 yenes.

El euro también se vio afectado por débiles datos económicos y comentarios de Benoit Coeure, miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo, que dijo que la entidad consideraba "muy seriamente" una tasa de depósitos negativa.

La tasa se encuentra actualmente en cero por ciento.

La producción industrial de la eurozona en diciembre bajó un 0,7 por ciento, tras un 1,6 por ciento revisado a la baja en noviembre. La cifra también incumplió un pronóstico de una caída de 0,3 por ciento para el mes.

Las pérdidas del euro impulsaron al índice dólar, que ganaba 0,13 por ciento a 80,742 y dejaba atrás un mínimo de dos semanas de 80,448.

El dólar también obtuvo respaldo de los comentarios hechos el martes por la nueva presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, acerca de que el banco central seguía comprometido con la reducción de su estímulo monetario. (Reporte adicional de Anirban Nag en Londres. Traducido por Damián Pérez)