Euro se aprecia después de que Draghi desestima deflación en zona euro

jueves 6 de febrero de 2014 15:14 CST
 

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 6 feb (Reuters) - El euro subió el jueves impulsado por las declaraciones del presidente del Banco Central europeo, Mario Draghi, quien dijo que no hay un problema de deflación en la zona euro, luego de la decisión del organismo de no modificar las tasas de interés y esperar más datos antes de tomar medidas.

El hecho de que el banco dejara la tasa de interés interbancaria en un 0,25 por ciento no desató inmediatamente la cobertura de posiciones cortas que impulsó el alza de la moneda de la zona euro frente al dólar estadounidense, el yen y la libra esterlina.

"El movimiento comenzó cuando (Draghi) mencionó que no hay un problema de deflación", dijo Sebastian Galy, especialista en monedas de Societe Generale en Nueva York.

El mercado esperaba que el BCE recortara la tasa o que Draghi diera una fuerte señal de que esto era esperable.

Pero ninguna de estas dos expectativas se cumplió y esto desencadenó un alza para cubrir posiciones cortas en el euro, hasta que la moneda alcanzó su cotización más alta en una semana en 1,36190 dólares antes de caer a 1,35865 dólares, un incremento del 0,40 por ciento frente al dólar estadounidense , según datos de EBS.

El euro bajó a un mínimo en una semana el lunes.

Una caída mayor a la esperada en las nuevas solicitudes de seguros de desempleo en Estados Unidos, que descendieron en 20.000 a un total con ajuste estacional de 331,000 no hizo mucho por fortalecer al dólar estadounidense.

El déficit comercial de la potencia norteamericana se amplió a 38.700 millones de dólares en diciembre con la caída de las exportaciones y un alza en las importaciones.

Si bien los datos de Estados Unidos fueron mixtos, la decisión del BCE de esperar por más datos económicos antes de adoptar más medidas de estímulo planteó preguntas sobre la recuperación de la zona euro, a pesar de que sus costos de endeudamiento ultra bajos deberían impulsar los precios.

Frente a la moneda japonesa, el euro avanzó 1,15 por ciento a 138,81 yenes. La moneda estadounidense subió un 0,68 por ciento a 102,12 yenes. (Reporte adicional de Patrick Graham en Londres, Ian Chua y Cecile Lefort en Sídney, Masayuki Kitano en Singapur y Richard Leong en Nueva York)