FUTBOL-Parreira critica "negligente" organización del Mundial

lunes 27 de enero de 2014 08:12 CST
 

27 ene (Reuters) - Los preparativos de Brasil para albergar el Mundial de fútbol del 2014 han sido negligentes y constituyen una oportunidad perdida para el país sudamericano, dijo el coordinador técnico de la selección local, Carlos Alberto Parreira.

Parreira, que logró la Copa del Mundo como entrenador de Brasil en 1994, es el primer miembro del equipo técnico de los pentacampeones del mundo en expresar una crítica tan directa sobre la organización del torneo que comienza en junio.

"Sé que hay muchas obras públicas que estarán listas en el 2018 o 2020, o a tiempo para los Juegos Olímpicos, pero queríamos todo listo para el Mundial (...) Existe una negligencia total", dijo Parreira en una entrevista con la radio brasileña CBN.

"Hemos perdido la oportunidad de mostrar al mundo un Brasil diferente", agregó.

Los preparativos han estado plagados de retrasos en la construcción de estadios y en las mejoras en los aeropuertos, mientras que proyectos relacionados al transporte público fueron suspendidos por completo.

Parreira dijo que la primera dificultad a la que se enfrentarán los hinchas visitantes será llegar del aeropuerto al estadio en todas las ciudades sede.

"El Mundial no es sólo estadios, los hinchas no viven en los estadios, tienen que llegar desde el aeropuerto hasta el estadio. En París o Londres se puede elegir, se puede tomar el metro, un tren, un autobús, taxi o conducir uno mismo (...) Aquí no hay estas opciones ", comentó Parreira.

"No hay una ciudad más atractiva que Río de Janeiro, pero podría ofrecer mucho más en términos de seguridad, una mejor calidad de vida (...) El tráfico te deja agotado", agregó.

Parreira, que ha entrenado a las selecciones de Kuwait, Emiratos Arabes Unidos y Sudáfrica, añadió que comprendía las manifestaciones que ocurrieron en varias ciudades de Brasil durante la Copa Confederaciones del año pasado.

"Una cantidad de cosas están mal en muchas áreas. La economía no está bien, el país dejó de crecer y el desempleo está subiendo. No hay asistencia para nuestros ciudadanos en términos de salud, educación y seguridad. Todos están indignados con esto, nuestros ciudadanos han sido dejados de lado", afirmó.

"Podemos ver la calidad de vida que la gente tiene en otros países y la ayuda que reciben de la administración pública, por lo que en ese sentido estas manifestaciones son válidas mientras no se vuelvan violentas", agregó. (Escrito por Brian Homewood en Berna. Editado en español por Patricia Avila)