ANALISIS-FUTBOL-FIFA paga el precio por ignorar las señales de peligro en Brasil

viernes 24 de enero de 2014 12:22 CST
 

ZURICH, 24 ene (Reuters) - A la FIFA le ha costado bastante disimular su exasperación ante los problemas de Brasil para la preparación del Mundial de este año, pero el órgano rector del fútbol no puede decir que no vio las advertencias.

Las señales de peligro estaban claras en el 2007 cuando Río de Janeiro tuvo problemas para organizar los Juegos Panamericanos, un evento relativamente menor en términos deportivos globales.

El exceso de costos, una expansión de metro que nunca se materializó y constantes retrasos y problemas en la construcción de los escenarios de competencia, muchos de los cuales fueron terminados a último minuto, deberían haber hecho sonar las alarmas en Zúrich.

Sin embargo, apenas tres meses después, Brasil, el único candidato bajo un sistema de la FIFA de rotación del torneo por los continentes, se llevó la organización del Mundial 2014 casi sin oposición.

Las preguntas sobre la dilapidada infraestructura de Brasil, los problemas sociales, el crimen y la violencia fueron dejadas de lado en medio de elogios al país por sus conquistas dentro del campo de juego.

En los seis años y medio que pasaron desde entonces, con la organización del Mundial ocurrió casi lo mismo que con la preparación para los Panamericanos.

Sin poder hacer mucho, la FIFA ha visto cómo los organizadores han incumplido los plazos, ignoraron los presupuestos originales y recortaron proyectos de infraestructura que hubieran dejado un legado del torneo.

En un ejemplo reciente, la FIFA advirtió en mayo que los 12 estadios del Mundial deberían estar terminados para fin del año pasado y que no se tolerarían los retrasos. Sin embargo, cinco estados no cumplieron con el plazo y la FIFA no hizo nada.

  Continuación...