Congreso México envía reforma política para promulgación, clave para cambio energético

miércoles 22 de enero de 2014 16:41 CST
 

MEXICO DF, 22 ene (Reuters) - El Congreso de México envió el miércoles una reforma política al presidente Enrique Peña Nieto para su promulgación, lo que había puesto como condición el partido opositor PAN para discutir las reglas de una reforma energética con la que el Gobierno busca elevar la estancada producción de petróleo y gas.

La Comisión Permanente, que sesiona en los recesos de las cámaras legislativas, dijo que la reforma política, que permitirá la reelección legislativa y de alcaldes, fue aprobada por la mayoría de los congresos estatales, un requisito cuando se trata de cambios constitucionales.

El Gobierno promulgó en diciembre una profunda reforma energética que abrió las puertas a la inversión privada local y extranjera en áreas sensibles como la producción de hidrocarburos, reservada durante décadas al Estado.

No obstante, aún falta que el Congreso debata y apruebe una serie de leyes secundarias que normen el sector. Se espera que el Gobierno envíe las iniciativas de estas normas en el próximo período de sesiones ordinarias, que iniciará el 1 de febrero y concluirá el 30 de abril.

Senadores del derechista Partido Acción Nacional (PAN) -segunda fuerza en las dos cámaras legislativas- dijeron a inicios de este mes que se abstendrían de discutir las llamadas leyes reglamentarias de la reforma energética hasta que no se aprobaran los cambios políticos en los congresos locales.

El PAN argumenta que la reforma política es necesaria para hacer más transparente los procesos electorales en las regiones, donde autoridades locales suelen ser acusadas de influir indebidamente para obtener votos a favor de sus candidatos.

Las leyes secundarias, entre otras cosas, definirán el marco tributario que tendrán los diversos tipos de contratos energéticos que fueron aprobados, que incluyen licencias, producción y ganancias compartidas, y de servicios.

Un senador oficialista clave en la reforma energética dijo recientemente a Reuters que México busca una renta promedio de al menos 75 por ciento con los nuevos contratos petroleros.

El Gobierno mexicano espera con la reforma energética elevar la producción de crudo desde los actuales 2.5 millones de barriles por día (bpd) a unos 3.0 millones de bpd al 2018. (Reporte de Miguel Angel Gutiérrez; Editado por Javier López de Lérida)