Abusos policiales y violencia política son todavía comunes en A.Latina: HRW

martes 21 de enero de 2014 08:52 CST
 

SAO PAULO, 21 ene (Reuters) - Human Rights Watch pintó el martes un precario cuadro de derechos humanos en América Latina, donde según el grupo la brutalidad policial, la violencia política y los intentos de algunos gobiernos por amordazar a sus críticos continuaron siendo comunes en el 2013.

En su informe anual presentado en Sao Paulo, HRW aplaudió al presidente mexicano Enrique Peña Nieto por haber reconocido las violaciones de los derechos humanos ocurridas en el contexto de la guerra al narcotráfico.

"Sin embargo el Gobierno logró pocos avances en procesar los extendidos asesinatos, desapariciones forzosas y torturas cometidas por soldados y policías en el curso de los esfuerzos por combatir el crimen organizado, incluyendo durante el mandato de Peña Nieto", dijo el reporte.

"La tortura continúa siendo extensamente practicada en México para obtener confesiones forzosas y extraer información", añadió HRW, que criticó la impunidad que ofrece el sistema judicial a las fuerzas armadas.

HRW dijo estar preocupado también por la concentración de poderes del presidente Nicolás Maduro en Venezuela.

"La acumulación de poder en el ejecutivo y la erosión de las garantías de derechos humanos permitieron al gobierno intimidar, censurar y procesar a sus críticos", dijo respecto a Venezuela la organización no gubernamental con sede en Nueva York.

"Abusos policiales, condiciones de las prisiones e impunidad sobre abusos cometidos por las fuerzas de seguridad continúan siendo problemas serios", añadió.

El Informe Mundial 2014 de HRW denunció por otra parte la brutalidad de la guerra civil en Siria, donde el grupo dijo que la comunidad internacional no está haciendo lo suficiente para frenar los asesinatos de civiles por parte de las fuerzas armadas ni los abusos cometidos por los grupos rebeldes que intentan derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Asimismo sostuvo que asesinatos, amenazas y desplazamientos forzosos continúan siendo practicados rutinariamente por guerrilleros y grupos de paramilitares en lugares más cercanos como Colombia.   Continuación...