México busca renta promedio de al menos 75 pct con nuevos contratos petroleros

viernes 10 de enero de 2014 16:58 CST
 

MEXICO DF, 10 ene (Reuters) - México está diseñando un modelo fiscal para los nuevos contratos petroleros que permita atraer multimillonarios recursos para apuntalar la estancada producción petrolera y de gas, así como generar una renta para el Estado que podría promediar al menos un 75 por ciento, dijo el viernes un legislador oficialista.

El Gobierno promulgó en diciembre una profunda reforma energética que abrió las puertas a la inversión privada local y extranjera a áreas sensibles como la producción de hidrocarburos, reservada durante décadas al Estado.

No obstante, aún falta que el Congreso debata y apruebe una serie de leyes secundarias que normen el estratégico sector. Se espera que el Gobierno envíe las iniciativas de estas leyes en el próximo período de sesiones ordinarias, que iniciará el 1 de febrero y concluirá el 30 de abril.

Estas leyes, entre otras cosas, definirán el marco tributario que tendrán los diversos tipos de contratos que fueron aprobados, que incluyen licencias, producción compartida, ganancias compartidas y servicios.

"Podemos estar pensando en que la renta entre aprovechamientos, derechos, impuesto, regalías, etcétera, del Estado mexicano va a andar promediando un 75, 80 (por ciento), lo que promedia en el mundo, México no se puede salir de la competencia mundial", dijo a Reuters David Penchyna, presidente de la comisión de Energía del Senado.

No obstante, el político dijo que aún se están analizando diferentes modelos y alternativas y que cada tipo de contrato tendrá sus propias características, por lo que no dio detalles concretos sobre tasas de impuestos, regalías o derechos para cada caso.

A nivel mundial, la tasa impositiva promedio sobre utilidades netas para las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos es de alrededor del 70 por ciento, según el Gobierno.

De acuerdo con cifras del Departamento del Interior de Estados Unidos, el promedio de la carga fiscal en ese país para proyectos en aguas profundas en el Golfo de México es de aproximadamente 50 por ciento, mientras que el promedio en Brasil en proyectos costa afuera está cerca del 70 por ciento.

"Las especificidades de cada contrato, en cada licitación, tendrá que tener una base legal en las secundarias (...) Se necesita de una legislación secundaria muy detallada para cuidar que esos recursos le generen la mayor renta posible al Estado y eso reclama certidumbre", dijo Penchyna, senador del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).   Continuación...