FUTBOL-Brasileño Fred quiere dejar atrás las lesiones y concentrarse en el Mundial

jueves 9 de enero de 2014 17:18 CST
 

RIO DE JANEIRO, 9 ene (Reuters) - El delantero Fred, quien estuvo inactivo más de cuatro meses por una lesión muscular, apuesta a tener un primer semestre del año sin problemas físicos para retornar a la selección brasileña de fútbol y jugar el Mundial en su país.

El jugador del Fluminense cree que los goles y las buenas actuaciones que tuvo durante el triunfo de Brasil en la Copa Confederaciones 2013 son su credencial para jugar el Mundial.

Fred sufrió dos lesiones musculares durante el campeonato brasileño del año pasado, que prácticamente le impidieron jugar los amistosos que disputó la selección en el segundo semestre.

"La selección brasileña creció mucho (en mi ausencia), pero (fue importante) todo lo que se hizo en la Copa Confederaciones. Tenemos que evolucionar mucho, el nivel va a aumentar aún más", declaró Fred a periodistas.

"Tengo que marcar goles, ganar títulos con el Fluminense, eso me va a dar ánimo, el fútbol es así. Y después estar en la lista final para el Mundial. Quiero entrar con todo al (torneo) estatal para tratar de llegar a la selección", agregó.

Fred vio de lejos el ascenso de jugadores como Bernard o Jo, que también estuvieron en el grupo de la Copa Confederaciones, la polémica sobre la convocatoria del brasileño nacionalizado español Diego Costa, del Atlético de Madrid, y la vuelta de Robinho al ataque de la selección.

El entrenador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, ya señaló que quiere contar con un centrodelantero para la Copa del Mundo y que Fred debe estar en la lista de los 23 convocados para el torneo.

El historial de lesiones del atacante mantiene al cuerpo técnico de la selección en alerta y en permanente contacto con el futbolista y los médicos del Fluminense.

"Estoy con la cabeza puesta en el 2014 y el cuerpo bien fuerte", aseguró Fred.

En la fase inicial del Mundial, Brasil integrará el Grupo A y se medirá con Croacia, México y Camerún. (Reporte de Rodrigo Viga Gaier. Traducido por Damián Pérez, editado por Javier Leira)