PETROLEO-Brent se estabiliza sobre los 107 dlr/brl por preocupaciones sobre suministro libio

miércoles 8 de enero de 2014 06:22 CST
 

Por David Sheppard

LONDRES, 8 ene (Reuters) - El precio del crudo Brent se estabilizaba por sobre los 107 dólares por barril el miércoles, respaldado por nuevas preocupaciones sobre el suministro libio y expectativas de una caída en los inventarios de petróleo en Estados Unidos.

* El crudo Brent para entrega en febrero subía 0,12 centavos, a 107,47 dólares por barril, a las 1051 GMT, después de ganar 0,62 dólares el martes. El contrato superó su promedio móvil de 200 días de 107,44 dólares por barril, un indicador técnico observado por los operadores.

* El petróleo en Estados Unidos subía 6 centavos de dólar, a 93,73 dólares por barril, tras subir 0,24 dólares el martes.

* La prima del Brent sobre el crudo en Estados Unidos aumentó a 13,74 dólares por barril y más temprano en la sesión tocó un máximo mensual de 13.84 dólares por barril.

* Las tensiones en Libia escalaban después de que un grupo armado que reclama autonomía en el este del país dijo el martes que invitará a compañías extranjeras a comprar crudo desde puertos tomados por ellos y que protegerá a los buques cisternas que lleguen, en desafío al Gobierno de Trípoli, que ha prometido detenerlos.

* Aunque funcionarios libios afirman que la producción podría recuperarse a cerca de 600.000 barriles por día (bpd) esta semana, cualquier intento por exportar crudo desde puertos sin el permiso de Trípoli podría llevar a enfrentamientos.

* Las exportaciones de petróleo de Libia han caído desde más de 1 millón de bpd en julio, cuando comenzaron las manifestaciones, lo que ha respaldado a los precios internacionales del petróleo.

* Los precios del crudo también eran impulsados por una baja esperada en las existencias en Estados Unidos. La Administración de Información de Energía estadounidense divulgará su informe semanal de inventarios a las 1530 GMT.

* Los precios del crudo también eran apuntalados por el clima polar en Norteamérica, que elevó la demanda por combustible para calefacción y provocó problemas técnicos y cierres en al menos cinco refinerías en Estados Unidos y Canadá. (Reporte adicional de Jacob Gronholt-Pedersen en Singapur; Editado en español por Patricio Abusleme y Ana Laura Mitidieri)