PETROLEO-Crudo Brent terminaría el 2013 estable; problemas en Libia contrarrestan débil demanda

martes 31 de diciembre de 2013 06:07 CST
 

31 dic (Reuters) - El crudo Brent permanecía por encima de 111 dólares el barril el martes, apuntalado por la producción reducida en Libia y la violencia en Sudán del Sur, lo que hacía al referencial europeo encaminarse a un cierre de año casi estable.

* Preocupaciones sobre las interrupciones al suministro en Oriente Medio y África han compensado los temores sobre la debilidad de la demanda global en 2013, después de cuatro años seguidos de alza para el Brent.

* El referencial ha cotizado en una gama de 22 dólares de fluctuación, entre 96,75 dólares 119,17 dólares el barril este año.

* El crudo estadounidense estaba encaminado a finalizar el año con un alza de casi 8 por ciento para 2013, para recuperar una pérdida de 7 por ciento el año pasado y avanzar en cuatro de los últimos cinco años.

* El crudo Brent subía 16 centavos a 111,37 dólares el barril el martes, después de bajar 97 centavos el lunes. El crudo estadounidense bajaba 27 centavos a 99,02 dólares después de ceder 1,03 dólares en el cierre anterior.

* El diferencial entre los futuros del crudo Brent y los del crudo estadounidense estaba en miras de estrecharse en alrededor de 7 dólares el barril en el año, mostraron datos de Reuters.

* Un creciente malestar en Irak, un exportador clave, tensiones candentes entre Irán y Occidente sobre el cuestionado programa nuclear de Teherán e interrupciones en Libia, otro miembro de la OPEP en los últimos meses han ayudado a fortalecer los precios del petróleo.

* La violencia en Sudán del Sur ha reducido la producción de crudo en alrededor de un quinto a 200.000 barriles por día (bpd) en el país más nuevo del mundo.

* Estos factores ha compensado preocupaciones sobre un panorama de demanda débil en las naciones industrializadas y una ralentización en el consumo en China, el segundo mayor consumidor mundial de petróleo.

* En Libia, milicianos, grupos tribales y empleados públicos han tomado puertos y campos petroleros para exigir sobre reclamos políticos o financieros, lo que redujo la producción a menos de 250.000 bpd desde 1,4 millones de bpd en julio.

REUTERS MFF GD