Telecom Italia podría dar más influencia a inversores minoritarios

lunes 23 de diciembre de 2013 11:00 CST
 

Por Danilo Masoni

MILAN, 23 dic (Reuters) - Telecom Italia podría dar más preponderancia a los inversores minoritarios luego de haber evitado con poco margen un intento de accionistas rebeldes por desbancar al directorio, lo que complicaría potencialmente decisiones sobre su valioso negocio brasileño.

El inversor Marco Fossati, que es dueño de un 5 por ciento de la compañía, lideró una campaña contra la creciente influencia del principal accionista y rival Telefónica, ante el temor de que el grupo español pudiera forzar la venta de la unidad TIM Brasil para su propio beneficio en el creciente mercado latinoamericano.

Telecom Italia es controlada por Telco, el vehículo de inversión de Telefónica, y tres inversores italianos -Generali, Mediobanca e Intesa Sanpaolo -. Aunque Telefónica posee solo el 22,4 por ciento del grupo de telecomunicaciones, fue el encargado de contratar a casi todos los miembros del actual directorio.

Los inversores de Telecom Italia rechazaron el viernes por una pequeña mayoría del 50,3 por ciento la propuesta de Fossati de remover el directorio. Aunque la propuesta fracasó, representó la primera amenaza seria al liderazgo de Telco en el grupo italiano desde que asumió el control hace seis años.

Los accionistas también rechazaron un plan para sustituir a dos miembros del directorio con candidatos propuestos por Telco, lo que significó un golpe para el accionista mayoritario y el nuevo presidente ejecutivo, Marco Patuano, elegido en octubre para encabezar la recuperación de Telecom Italia.

"El resultado pone nuevas presiones sobre el directorio y la administración de Telecom Italia para dar mayor consideración a las minorías", dijo el lunes Andrea de Vita, analista en Banca Akros.

"En el largo plazo vemos un progreso en la gerencia y un mayor impacto de los directivos independientes. Desafortunadamente, esto se produce un poco tarde", agregó.

Desde que Telco asumió el control en el 2007, las acciones de Telecom Italia perdieron un 70 por ciento de valor, la deuda se mantuvo en niveles altos y su negocio doméstico se vio afectado por una recesión y una fuerte competencia.

El objetivo de Telefónica, según fuentes familiarizadas con sus planes, es quebrar a TIM Brasil y dividir sus activos y su red entre los negocios locales Vivo y otros dos operadores de teléfonos móviles en Brasil, América Móvil y Oi . (Reporte adicional de Stefano Rebaudo. Traducido al español por Damián Pérez)