Presidente cubano llama a EEUU a establecer "relaciones civilizadas"

sábado 21 de diciembre de 2013 16:03 CST
 

Por Nelson Acosta

LA HABANA, 21 dic (Reuters) - El presidente cubano, Raúl Castro, convocó el sábado a Estados Unidos a establecer "relaciones civilizadas" respetando mutuamente sus diferencias políticas, en un gesto conciliador hacia su viejo enemigo de la Guerra Fría.

Washington y La Habana están enfrentados desde poco después de la Revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959, pero las recientes negociaciones entre las dos naciones en temas de inmigración, servicios de correo postal y prevención de desastres, han sido inusualmente fructíferas.

"Si en los últimos tiempos hemos sido capaces de sostener algunos intercambios sobre temas de beneficio mutuo entre Cuba y los Estados Unidos, consideramos que podemos resolver otros asuntos de interés", dijo Castro.

En un discurso ante unos 600 diputados de la Asamblea Nacional, Castro instó a Estados Unidos a "establecer una relación civilizada entre ambos países".

Pese a los tímidos avances en la relación, Estados Unidos aplica a la isla comunista un embargo económico desde hace más de medio siglo y los países no tienen relaciones diplomáticas.

Washington financió una fallida invasión a Cuba en 1961 y -según las autoridades cubanas- ha tramado más de 600 asesinatos contra Fidel Castro. Pero el líder cubano sobrevivió y gobernó durante casi 50 años hasta enfermar en el 2006 y transferir el poder a su hermano menor y mano derecha, Raúl.

El mandatario cubano, de 82 años, reiteró la disposición de su Gobierno para sostener un diálogo respetuoso con Washington.

"No reclamamos a Estados Unidos que cambie su sistema político y social, ni aceptamos negociar el nuestro. Si realmente deseamos avanzar (...) tendremos que aprender a respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pacíficamente con ellas", dijo Raúl Castro.

Sus palabras llegan pocos días después de un inédito apretón de manos con el presidente Barack Obama en los funerales de Nelson Mandela en Sudáfrica, un imagen que dio la vuelta al mundo y fue interpretada como un gesto de acercamiento entre los enemistados países. (Editado por Pablo Garibian)