RPT-ACTUALIZA 4-Senado México comenzará a votar esta semana reforma energética, protestas de izquierda

jueves 5 de diciembre de 2013 05:06 CST
 

(Repite nota transmitida en la noche del miércoles, texto sin
cambios)
    * Comisiones del Senado se reunirán el jueves y podrían
votar el viernes
    * Izquierdistas se manifiestan pacíficamente contra la
reforma
    * Opositor PAN pide reforma profunda, más apertura que
proyecto del Gobierno

    Por Adriana Barrera y Miguel Angel Gutiérrez
    MEXICO DF, 4 dic (Reuters) - El Congreso de México se
apresta a iniciar esta semana las votaciones de una
controversial reforma energética, que constituye el corazón de
una agenda de iniciativas económicas lanzadas por el Gobierno
para apuntalar la estancada producción de hidrocarburos en la
segunda mayor economía de Latinoamérica.
    Y aunque el Gobierno propuso un plan para ofrecer contratos
de utilidad compartida en petróleo y gas para seducir capitales
privados, el opositor Partido Acción Nacional (PAN), segunda
fuerza en el Congreso, presiona por un esquema más abierto que
podría incluir esquemas de producción compartida, licencias y
concesiones.
    Las tres comisiones del Senado encargadas de dictaminar la
reforma se reunirán el jueves en la tarde para delinear el
debate y recibir el proyecto de dictamen, que podrían votar el
viernes o el fin de semana para turnarlo luego al pleno de la
Cámara Alta, dijeron legisladores oficialistas.
    "Trabajando en la construcción de un proyecto de dictamen,
lo cierto es que estamos muy cerca de terminar este trabajo para
poderlo presentar", dijo a reporteros el presidente de la
comisión de Energía, David Penchyna, del gobernante Partido
Revolucionario Institucional (PRI).
    El proyecto básicamente ha sido negociado entre el PRI y el
derechista PAN. Ambas fuerzas han insistido en que se requieren
modificaciones a la Constitución.
    Del otro lado de la barrera, los partidos de izquierda
rechazan una reforma amplia que afecte la arraigada propiedad
del Estado sobre los hidrocarburos y han denunciado que el PRI y
el PAN preparan la entrega del petróleo a transnacionales al
arrebatarle los derechos a la gigante estatal Pemex.
    
   
    
    O MAS PROFUNDA, O NADA
    El PAN ha dicho que si el proyecto no apunta hacia algo más
allá que los contratos de utilidad compartida, que muchos
analistas consideran insuficientes para atraer inversores,
podrían no acompañar al PRI, al que no apoyó en una reciente
reforma fiscal.
    "No puede ser nada más eso (contratos de utilidad
compartida) porque eso no funciona. A las empresas ya no les
gustan esos contratos de utilidad compartida y a nosotros
tampoco", dijo a Reuters el diputado panista Juan Bueno.
    Su partido también está haciendo presión para que con la
reforma sea creado un autónomo fondo petrolero que administre
los recursos derivados de las ganancias del sector, se defina el
papel jurídico de los órganos regulatorios así como la autonomía
presupuestal de Pemex, que depende actualmente de la Secretaría
de Hacienda.
    Horas antes, Penchyna dijo que confiaba "en que vamos a
alcanzar el número de votos suficientes, necesarios para hacer
una reforma (...) constitucional en materia energética".
    En tanto, miles de policías custodiaban la sede del Senado
localizado en el cruce de dos céntricas y transitadas avenidas
capitalinas, y desde el lunes fueron colocadas vallas metálicas
de alta resistencia en previsión de protestas.
    Unos cientos de manifestantes de la izquierdista agrupación
política MORENA -fundada por el ex candidato presidencial Andrés
Manuel López Obrador- se apostaron el miércoles en las
diferentes puertas de la sede legislativa para protestar por la
reforma.
    "Entiende Peña, Pemex no se vende, se ama y se defiende",
gritaban los manifestantes.
    López Obrador fue operado el martes de emergencia luego de
sufrir un infarto, pero uno de sus hijos tomó el miércoles su
papel en las protestas, las cuales se han venido sucediendo
esporádicamente en contra del Gobierno Del presidente Enrique
Peña Nieto.
    
    APERTURA HISTORICA
    Para allanar el camino, el Senado dio el miércoles en la
madrugada la aprobación final a una reforma política que la
oposición exigía como condición para iniciar las discusiones del
controversial proyecto energético. 
    El dictamen de proyecto de reforma debe ser aprobado primero
por las comisiones para luego pasar al pleno del Senado. De allí
pasaría a comisiones de diputados y luego al pleno.
Posteriormente debe recibir el visto bueno de la mayoría de los
31 congresos estatales.
    El Gobierno aspira tener el visto bueno del proyecto este
mes para poder comenzar a hacer las primeras licitaciones en el
2014.
    Si la controvertida reforma -que abarca también al clave
sector eléctrico- es aprobada finalmente, se convertiría en la
mayor apertura de la industria energética de México en décadas,
después de que fuera nacionalizada en 1938.
    Pemex, una de las mayores petroleras del mundo, lucha por
elevar la estancada producción de crudo de 2.5 millones de
barriles por día (bpd), tras haber alcanzado un récord de 3.4
millones de bpd en el 2004.
    Peña asegura que la reforma energética y la iniciativa
fiscal -que se suman a otras aprobadas en el Congreso- son
imprescindibles para modernizar a la ralentizada economía
mexicana para llevarla a crecer al menos a un ritmo del 6 por
ciento anual.

 (Con reporte adicional de David Alire, escrito por Ana Isabel
Martinez, editado por Manuel Farías)