ACTUALIZA 3-Honduras vota en reñidas presidenciales entre izquierdista y conservador de mano dura

domingo 24 de noviembre de 2013 16:48 CST
 

* Las leyes de Honduras prohíben la publicación de información relativa a encuestas electorales, como la que incluye esta nota, el día de las votaciones (Agrega detalles, cita de candidata)

Por Miguel Angel Gutiérrez y Gustavo Palencia

TEGUCIGALPA, 24 nov (Reuters) - Honduras votaba el domingo en unas cerradas elecciones para elegir presidente entre la esposa de un derrocado mandatario que busca girar a la izquierda en el empobrecido país, y un conservador que quiere más militares en las calles para atacar el crimen en una de las naciones más violentas del mundo.

Xiomara Castro, cónyuge del ex presidente Manuel Zelaya, y el influyente exjefe del Congreso y candidato oficialista, Juan Orlando Hernández, llegaron a las elecciones virtualmente empatados en las preferencias, según la última encuesta.

A pesar de todo, los dos proclaman que ganarán a su rival al menos por una docena de puntos de diferencia. Y eso podría desatar conflictos cuando se declare a un vencedor en un país con una historia reciente de inestabilidad política.

Sea quien sea el ganador, a partir de enero deberá tratar de reducir la violencia que hizo de Honduras la nación con la mayor tasa de homicidios del mundo y encarar la difícil situación económica del segundo país más pobre del hemisferio.

"Estoy votando porque se acabe la muerte y el terror en que vivimos, aquí sale uno de su casa con miedo de que lo maten, las bandas operan libremente, muchos negocios han cerrado por las extorsiones", dijo Nadyeli Pineda, una maestra de 45 años en un barrio donde muchos abandonaron sus casas por la violencia.

Castro, de 54 años y quien saltó a la arena política al encabezar protestas contra el golpe de Estado que sufrió su esposo en el 2009, encabezó durante meses los sondeos prometiendo una reforma constitucional para modernizar y "refundar" Honduras con un "socialismo democrático".

"El día de mañana comienza una nueva Honduras", dijo la ex primera dama a reporteros en la ciudad de Catacamas, al este de la capital. "El pueblo quiere un cambio, y el pueblo está listo para ejercerlo".   Continuación...