18 de noviembre de 2013 / 15:07 / en 4 años

ESCENARIOS-¿Qué puede pasar con las negociaciones de paz en Colombia?

5 MIN. DE LECTURA

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA, 18 nov (Reuters) - Las negociaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla izquierdista de las FARC cumplen el martes un año caracterizado por lentos y frustrantes progresos.

El presidente Juan Manuel Santos ha invertido su capital político en el diálogo de paz y está presionado por mostrar resultados si quiere buscar la reelección en el 2014.

En el primer año los negociadores lograron acuerdos parciales en dos de los cinco puntos de una agenda diseñada para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abandonen las armas y se transformen en una fuerza política.

Según las encuestas, la mayoría de los colombianos apoya una solución negociada al conflicto interno que ha dejado más de 200.000 muertos en el último medio siglo.

A continuación algunos de los posibles escenarios del diálogo de paz:

Santos Mantiene La Negociacion

Es el escenario más probable. Todo parece indicar que Santos anunciará en los próximos días que buscará la reelección en el 2014. Y si lo consigue, es de esperar que el diálogo con las FARC siga adelante.

Santos dijo que no interrumpirá las conversaciones durante la campaña electoral, lo que sugiere que el tema de la paz será central en el debate. El mandatario deberá defender el proceso de los ataques de su rival Oscar Iván Zuluaga y de su mentor el ex presidente Alvaro Uribe.

Pero inclusive ganando su reelección, en un segundo período Santos enfrentaría presiones para poner un límite en el tiempo a las negociaciones. Dilatar el diálogo de forma indefinida puede cansar a los colombianos y jugar contra el presidente.

Además, puede interpretarse como una señal de que las FARC no tienen voluntad para firmar la paz, abandonar las armas e integrarse a la vida política democrática.

Santos Rompe La Negociacion O Pierde Las Elecciones

La posibilidad de romper fue descartada por el presidente después de que sus negociadores lograron un acuerdo parcial sobre las garantías para que las FARC dejen en el futuro las armas y se conviertan en una fuerza política.

Pero si demora en alcanzar un acuerdo más amplio y pierde apoyo entre la opinión pública, Santos puede verse obligado a suspender o aplazar el diálogo para presionar a las FARC.

Aunque según una encuesta reciente parece improbable, un triunfo del opositor Zuluaga dejaría las conversaciones de paz expuestas al colapso. El ex ministro de Hacienda ha sugerido que si gana rompería las negociaciones, argumentando que un Estado legítimo no puede dialogar con "terroristas" sin poner condiciones.

Zuluaga, siguiendo la posición de Uribe, dice que en su eventual Gobierno las FARC deberán suspender los ataques si quieren negociar y lo único que estará sobre la mesa será su sometimiento a la justicia, jamás su participación en la política.

Las FARC reiteraron en Cuba que la negociación no implica su sometimiento y sus cerca de 8.000 combatientes continúan con las armas en las manos. Si las negociaciones fracasan, existe riesgo de una escalada en los enfrentamientos con las Fuerzas Armadas.

Un Ataque Llevaria a La Ruptura

Aunque Santos rechazó una propuesta de cese al fuego de los guerrilleros y sigue acosando militarmente a las FARC durante las negociaciones de paz, un ataque guerrillero de gran impacto podría obligarlo a romper las conversaciones.

La reciente denuncia del ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón de un plan de una unidad de las FARC para asesinar al ex presidente Uribe y al fiscal general, Eduardo Montealegre, podría demostrar una división al interior de la guerrilla o el interés de algunos comandantes de sabotear la negociación.

Según fuentes de inteligencia, algunos líderes de las FARC se oponen al proceso porque compromete su lucrativo negocio de tráfico de drogas.

Si las FARC atacan a una figura del peso de Uribe, Santos difícilmente podría mantener el diálogo de paz.

También sectores de ultraderecha opuestos a la negociación podrían cometer un ataque de esa envergadura para acusar a las FARC y sabotear el diálogo.

La muerte de un importante líder de las FARC en un ataque de las Fuerzas Armadas puede provocar una crisis en el proceso, pero difícilmente su ruptura. Según el Gobierno, la mayoría de los siete miembros del secretariado de las FARC, su órgano de dirección política y militar, se encuentran fuera del país. (Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Esteban Israel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below