4 de noviembre de 2013 / 23:13 / en 4 años

Militares y marinos toman control de puerto clave en México para combatir a narcos

MEXICO DF, 4 nov (Reuters) - El gobierno de México anunció el lunes que envió militares y marinos a relevar a funcionarios y policías en el puerto de Lázaro Cárdenas, uno de los más importantes del país, enclavado en una zona donde la violencia del narcotráfico está sin control y es utilizado para trasiego de estupefacientes.

El puerto Lázaro Cárdenas, ubicado en el occidental estado de Michoacán, es el de mayor volumen de carga del país y el tercero en valor de mercancías después de Manzanillo y Veracruz.

"Con el propósito de prevenir acciones de colusión con y entre servidores públicos, todas las dependencias federales involucradas relevarán de manera gradual y cíclica a la totalidad de los servidores públicos comisionados a este puerto", dijo el vocero del gabinete de seguridad, Eduardo Sánchez.

En la región donde se ubica el puerto, llamada Tierra Caliente, se fabrican metanfetaminas con destino principalmente a Estados Unidos, pero también es zona de cultivo de amapola y marihuana.

Allí es dominante el cártel de los Caballeros Templarios, una organización con tintes de secta religiosa que tiene aterrorizada la región con secuestros, extorsiones y asesinatos.

El gobierno federal determinó, entre otras medidas, retirar a los policías y reemplazarlos por militares, dejar el mando administrativo del puerto a la Secretaría de Marina y reforzar la seguridad periférica y vías de acceso al puerto con Policía Federal y soldados.

En total fueron retirados de operación 133 agentes municipales, pero no se dieron pormenores sobre cuántos efectivos federales llegaron para reforzar la seguridad.

"Hemos recibido denuncias anónimas que nos hacen suponer la existencia de actos de corrupción, actos de colusión, etcétera, que tienen que ver con el puerto", dijo Sánchez.

El anuncio se hace a pocos días de que instalaciones estratégicas para el país como estaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueran atacadas por grupos delictivos que hasta el momento el gobierno federal no ha identificado.

Sánchez informó también que en el norteño estado de Tamaulipas se reforzó la seguridad a partir de una solicitud de los gobiernos municipales y estatales, tras un incremento en la violencia y de que 13 personas fueran asesinadas en dos enfrentamientos el fin de semana.

Tamaulipas vive cruentos choques entre grupos rivales como el Cártel del Golfo y los sanguinarios Zetas.

Cerca de 80,000 personas han muerto desde que el ex presidente Felipe Calderón lanzó a finales del 2006 una campaña frontal contra los cárteles de la droga, lo que provocó con el correr de los años que estas organizaciones diversificaran sus actividades a extorsiones, secuestros y tráfico de personas.

Con la llegada del presidente Enrique Peña Nieto el 1 de diciembre del 2012, bajaron levemente los homicidios, pero la violencia persiste sin que haya cambios notorios a la estrategia de seguridad, según analistas. (Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Anahí Rama y Ricardo Figueroa)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below