RPT-Muertos por lluvias en México llegan a 123, rescatan 5 cuerpos de alud

martes 24 de septiembre de 2013 05:47 CDT
 

(Repite nota del lunes para llegar a más suscriptores)

MEXICO DF, 23 sep (Reuters) - Rescatistas en México recuperaron el lunes los cuerpos de cinco víctimas de un deslave que sepultó una remota comunidad en las montañas del sureño estado de Guerrero durante las peores lluvias en el país en décadas que han dejado al menos 123 muertos.

De acuerdo con cifras oficiales divulgadas el lunes, 33 personas fueron reportadas heridas en todo el país, mientras el Gobierno elaborara un censo de los desaparecidos tras el paso de dos devastadoras tormentas que se presentaron simultáneamente en el Pacífico y en el Golfo de México, generando daños e inundaciones en 26 estados del país.

Las autoridades dijeron que hasta el momento se habían emitido declaraciones de emergencia para 312 municipios de 14 estados, mientras que unas 613,000 hectáreas de tierra en el país registraban pérdida total de sus cultivos, aproximadamente un 3 por ciento de la superficie sembrada anualmente.

En La Pintada, localizada en el municipio de Atoyac de Alvarez -unos 100 kilómetros al noroeste del popular centro turístico de Acapulco-, donde toneladas de tierra cayeron sobre unas 40 viviendas, rescatistas extrajeron los cuerpos de cinco víctimas.

Autoridades y pobladores han dicho que en el lugar fueron reportadas como desaparecidas unas 68 personas.

"Se han encontrado algunos cadáveres ya, hasta ahorita se han encontrado cinco, pero el trabajo es muy lento", dijo en entrevista con la cadena Grupo Fórmula el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong.

Desde el sábado, el presidente Enrique Peña Nieto había dicho que había pocas esperanzas de que hubieran sobrevivientes en la pequeña comunidad, ubicada en Guerrero, el estado más afectado por las lluvias.

Otro alud similar en el municipio de Acatepec, también en Guerrero, dejó al menos 10 muertos, dijo Osorio Chong al mediodía, mientras continuaban las labores de rescate en medio de las intensas lluvias.

De acuerdo con el funcionario, el riesgo de nuevos deslaves dificultaba las tareas de los rescatistas debido al reblandecimiento de la tierra, que complicaba el arribo de maquinaria especializada. (Reporte de Noé Torres)